Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A un año del enfrentamiento entre comuneros de Arantepacua y elementos de los cuerpos policiacos estatales y militantes, habitantes de la comunidad indígena marcharon en la capital michoacana para clamar justicia para los cuatro fallecidos.

En entrevista colectiva Simón Jiménez Morales lamentó que hasta el momento no se ha tenido ningún tipo de reparación de daños ni económica ni psicológica para las familias de las víctimas, ni tampoco un esclarecimiento de los hechos y castigo a los responsables.

Afirmó que «el argumento de las familias es que fue la policía de Michoacán, la ministerial y la militar que entraron ahí, lo único que pedimos es que ya se otorgue justicia a ellos y también el acta de defunción».

Detalló que las declaraciones de las autoridades competentes que afirmaron que no se realizó la expedición de las actas de defunción debido a que los comuneros no permitió el acceso del personal son falsas «la verdad es que estábamos esperando a los representantes de la fiscalía pero ellos dijeron que por precaución por lo que había pasado decidieron no entrar».

Afirmó además que las declaraciones de la intervención de integrantes del crimen organizado en el conflicto «son solo una justificación del gobierno, nosotros estamos dispuestos a que nos investiguen y se demuestre si es eso que dicen, para nosotros es solo una justificación del gobierno por lo que ocurrió».

Recordó que el origen del conflicto se dió por la disputa de propiedad de un Terreno entre habitantes de Arantepacua y Capacuaro, en el cual pidieron la intervención del gobierno del estado, con lo que quedaron en buenos términos el 4 de abril de 2017 «hasta ahora no sabemos porque nos detuvieron a 38 comuneros un día después no porque hubo intervención de las cuerpos policíacos».

CA