En México, también hay jóvenes que sus padres eligieron nombres "extraños" para ellos (Foto: unsplash.com)

Reino Unido (MiMorelia.com).- En el condado de Derbyshire, en el Reino Unido, una pareja nombró a su hijo Lucifer, según informó el diario inglés The Sun.

El pequeño nació en Derbyshire el pasado 6 de abril, sin embargo, por el confinamiento por la pandemia de Covid-19, al momento no pudieron registrarlo.

Levantadas las restricciones sanitarias, los padres del menor, Dan y Mandy Sheldon, acudieron al registro civil para registrar a su hijo con el nombre de Lucifer, sin embargo, se encontraron con una renuencia de la encargada a poner tal nombre en el acta de nacimiento.

“Nos dijo que nunca podría encontrar un trabajo y que los profesores no querrían enseñarle. Traté de explicarle que no somos religiosos y que en griego Lucifer significa portador de luz y alba, pero ella no me quiso escuchar”, dijo Dan Sheldon.

Ante la insistencia de los padres, la funcionaria revisó si estaba permitido registrar niños con ese nombre.

“Al final lo hizo, pero apretando los dientes. Honestamente, pensábamos que era un nombre bonito y único. No esperábamos revivir tanta aflicción por eso”, refirió el padre del pequeño “Lucifer”.

Cabe mencionar que, no sólo personas extranjeras eligen nombres “extraños o hasta chistosos” para sus hijos, en México, los nombres exóticos no son la excepción.

De acuerdo a datos del Registro Civil, en México, niños han sido registrados con los nombres: Corazón, Batman, Circuncisión, Rambo de Jesús, Goku, Avatar, Blanca Nieves.

Hace poco, trascendió la historia de un yucateco que ganó un concurso de una pizzería de Mérida, por tener el nombre más raro: Cero Cero Tres Miller Santos Chable, sin embargo, lo más extraño es que en su acta de nacimiento su nombre aparece en números “003 Miller”.

En diferentes estados de México, desde el 2017, se reformaron los códigos civiles para que los padres no registren a sus hijos con nombre extraños, denigrantes o que en un futuro podrían ser causantes de bullyin en su etapa escolar.

Por: Redacción/E