Los ganadores serán acreedores de 479 mil pesos (Foto: Ilustrativa/ Pixabay)

Por: Héctor Jiménez/ @Hectorjjmm

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum) anunció que la obra «Un día soñé a Curicaveri«, escrita por Hassam Díaz y dirigida por Eli Ramsés Figeroa Zuñiga, resultó ganadora del Programa Nacional de Teatro Escolar 2017, por lo cual será presentada en 60 funciones ante niños y jóvenes del estado.

En el resultado de la convocatoria disponible en Internet se indica que Edgar Chías, Elena Ghiochins y Hamlet Ramírez decidieron nombran ganadora a esta obra porque «es un proyecto que propone la presentación de un espectáculo cuyos valores artísticos y parámetros estéticos son coherentes con la finalidad del Programa Nacional de Teatro Escolar».

De acuerdo con la convocatoria, los ganadores serán recibirán 479 mil pesos, de los cuales 275 mil corresponden al pago del elenco por 60 funciones, 89 mil al pago de la producción, 82 mil al pago de creativos, 23 mil a derechos de autor y 10 mil al pago de mantenimiento de la obra.

El programa sufrió una disminución de 20 funciones respecto al año 2016, así como una reducción de 105 mil pesos en el pago al elenco.

Edición 2016 se llevó a cabo sin teatro sede

Everth Yamil García Islas, director ganador del Programa Nacional de Teatro Escolar en el estado en 2016 con la obra «Respira y chuta«, señaló que parte de las 80 funciones del programa debían realizarse en un teatro sede a donde acudieran los estudiantes de las escuelas beneficiadas, pero ante la falta de espacios, la obra fue llevada directamente a los planteles.

«Una parte de las 80 funciones las íbamos a dar en municipios y otra parte se debían dar en el teatro del IMSS (Stella Inda). Sin embargo, al no haber un convenio con el IMSS, el propio grupo tuvo que ir a las escuelas. Fue una dificultad que no estaba planeada, que se supone que no iba a ser así», explicó el director en entrevista exclusiva.

«Sin embargo, esta dificultad se convirtió en una experiencia súper enriquecedora para nosotros. A pesar de tener muchas dificultades logísticas como transportarnos cada día y hacer un montaje de dos horas en Morelia y los alrededores, fue una experiencia súper enriquecedora porque estábamos en salones, en bibliotecas, en patios de escuela y en salas audiovisuales y eso ayudó mucho a que el montaje creciera y a que las actrices afianzaran su trabajo», añadió el dramaturgo.

kpmg