Los precios van desde 20 pesos por taco hasta 120 pesos, por un platillo (Foto: Josimar Lara)

Por: Josimar Lara/@josimar2188

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- No solamente son el sabor y los aromas; por lo que el paladar se ve seducido, cada platillo envuelve un significado especial; las cocineras tradicionales de Michoacán no solo preparan alimentos, sino que dan un pequeña muestra de su cultura y tradiciones.

“Para nosotros tienen un valor por los elementos que están asociados; le dan un significado por encima de su presentación y sabor; es la memoria y cultura de un pueblo hecho comida”, expresó la cocinera tradicional, Alicia Mateo Manzo, originaria de la localidad de Tarecuato, municipio de Tangamandapio, durante su intervención en el acto inaugural de segundo Festival Gastronómico de Michoacán.

El churipo, el pipián, la sopa tarasca, las costilla, el pozole de trigo o el mole negro de conejo, son alimentos que para algunos pueden parecer exóticos; pero en las diferentes regiones de donde provienen las 48 cocineras y cocineras tradicionales, tienen un significado en las comunidades o localidades, en la que la comida es un elemento importante en eventos “como una boda, bautizo, la cosecha o la fiesta”.

“Muchos de los que no conocían los aromas y sabores de las diferentes regiones de nuestro estado, han tenido la posibilidad de probar no solo un plato de comida, sino una ventana a la diversidad cultural de michoacán; lo que para nosotros es una forma de vida”, manifestó Alicia Mateo.

Es inevitable que la “boca no se te hace agua”, en el aire se perciben la variedad de aromas y al acercarse los comensales a cada uno de los stands se sorprende con platillos como “carne de puerco a caporal”, un “mole de hongos sobre corundas”, o “Atapakua de carne de cerdo”, incluso, si hay miedo a experimentar sabores hay alimentos preparados más conocidos como el “borrego a la penca”, tacos de “huitlacoche” o un “filete relleno de mariscos”; más de una razón para no resistirse.

Los precios van desde 20 pesos por taco hasta 120 pesos, por un platillo; pero más allá del precio; piden que los asistentes valoren todo el proceso que implica hacer los diferentes platillos y lo que le permitió a la gastronomía mexicana ser nombrada como Patrimonio Intangible de la Humanidad.

“A veces pareciera que la atención se centra en el platillo y se olvida de cada alimento hay personas que trabajaron en la milpa, lago o en el bosque, para quienes la comida tiene un valor simbólico que va más allá de sabor y de olor; por ejemplo, el maíz para nosotros es siembra, lluvia, fiesta y alimento”, enfatizó la cocinera Alicia.

ZM