Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La construcción de una ciclovía de Morelia a Pátzcuaro, anunciada el martes anterior por el gobernador Silvano Aureoles Conejo, es una obra que tendrá “beneficios a mediano y largo plazo”, tanto en seguridad como en salud pública, de acuerdo con Juan Arévalo Ayala, presidente de la Asociación Civil Bicivilízate.

Creemos que sí es positivo el respaldo del actual gobernador hacia este tipo de infraestructura, sobre todo porque de alguna manera estaría fortaleciendo el uso de la bicicleta como una alternativa de transporte”, expresó el representante deportivo.

Pero la utilidad de la nueva ciclovía, que forma parte de un proyecto histórico de modernización vial en la capital michoacana, va más allá del mero fin recreativo.

Sirve también, “como una medida para prevenir que haya menos muertes por accidentes de tránsito, sobre todo de peatones o ciclistas (tenemos una bicicleta blanca de un compañero que fue atropellado)” en la que se estima es la carretera más peligrosa del país, indicó.

Por otra parte, apoyaría la movilidad de diversos sectores poblacionales. Por ejemplo, a las comunidades académicas de los campus de la UNAM, ENES y el Politécnico; así como “para los trabajadores de FIRA, y a la gente de la Tenencia Morelos. Creemos que es una zona importante a la que se le puede dar un beneficio”, expuso Arévalo Ayala.

La Asociación, que ha funcionado la última década en Morelia estableciendo programas de impacto en los hábitos de la vida social, había presentado, con apoyo del Posgrado de Ingeniería de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, una propuesta formal a las autoridades para la construcción de una ciclovía Morelia-Pátzcuaro desde años atrás.
En ese sentido, que el proyecto se concrete en este momento es algo “positivo –consideró el titular de Bicivilízate– que nuestro gobernador Silvano Aureoles dé el visto bueno” al proyecto.

Una ciclovía como ésta serviría además “como unión entre algunas poblaciones intermedias entre Morelia y Pátzcuaro”, ofreciendo el  “beneficio de transitar utilizando la bicicleta como alternativa de transporte (a la escuela o trabajo) para los ciudadanos que viven en esas comunidades”, explicó Juan Arévalo.