El Losharik entró en servicio en 2010, y es el submarino más avanzado y oculto de la flota rusa (Foto: Ilustrativa/@memolamadridrev)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- En una trama digna de películas de espías parece convertirse el hundimiento del submarino ocurrido este lunes en el norte europeo de Rusia.

El secretismo con que han operado agencias rusas y estadounidenses, y especialmente las bruscas interrupciones de actividades oficiales del presidente ruso Vladimir Putin y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence ha hecho sospechar a los nostálgicos de la época de la guerra fría.

Hasta el momento los medios de comunicación de todo el mundo han mantenido discreto silencio y solo se han limitado a reportar el incidente. Sin embaego, cabales alternativos como Before It’s New han hecho notar los silencios que han rodeado el hecho.

El periódico digital, autodefinido como “una comunidad de personas de todo el mundo que informan sobre lo que sucede a su alrededor”, reportó esta tarde que:

“Las consultas urgentes tanto en la Casa Blanca como en el Kremlin se llevaban a cabo el martes por la noche. El vicepresidente de los Estados Unidso, Mike Pence, canceló una aparición en New Hampshire después de ser llamado a Washington para una conferencia convocada por el presidente Donald Trump sin ninguna explicación”.

El mismo medio agrega que “cuando volvieron a llamar a Pence, se corrió la voz en los medios rusos de que el presidente ruso, Vladimir Putin, canceló un evento público que había programado durante mucho tiempo, y se desvió de inmediato para una reunión con su ministro de Defensa”.

UNA NAVE SECRETA

El submarino en el que murieron 14 marineros tras un incendio era el más secreto de Rusia, aseguraron este martes fuentes de información rusas. Según los reportes, se trataba de un barco de propulsión nuclear diseñado para misiones sensibles en las profundidades del océano.

Según los reportes de medios rusos exhibidos por el canal estadounidense CNBC, el presidente Vladimir Putin canceló una aparición programada y convocó a su ministro de defensa para que le informara sobre la situación.

A través de un comunicado, el Ministerio de Defensa dijo que el incendio ocurrió mientras el sumergible estaba midiendo las profundidades del mar en las aguas territoriales de Rusia, y que el barco había llegado al puerto ártico de Severomorsk, la base principal de la Flota del Norte de Rusia.

“La investigación está en marcha”, dijo.

El Ministerio dijo que el fuego se apagó gracias al sacrificio de los miembros de la tripulación, pero no dijo cómo inició, cuántas personas estaban a bordo del sumergible o si había marineros que sobrevivieron al incendio. Tampoco especificó el nombre o tipo de la nave siniestrada. Sin embargo, el canal de noticias en línea RBC de Rusia informó que se trataba del AS-12 Losharik, con propulsión nuclear.

El Losharik entró en servicio en 2010, y es el submarino más avanzado y oculto de la flota rusa. Lleva el nombre de un personaje de dibujos animados de la era soviética, un caballo de juguete hecho de pequeñas esferas. El nombre se explica aparentemente por el diseño único de su casco interno, que está hecho de varias esferas de titanio capaces de soportar altas presiones a grandes profundidades.

Algunos observadores especularon que el Losharik era capaz incluso de alcanzar una profundidad de 6.000 metros, pero las afirmaciones no se pudieron confirmar de forma independiente. Los analistas sugirieron que una de sus posibles misiones podría ser interrumpir los cables de comunicación en el lecho marino.

Asimismo, los informes de noticias rusos dijeron que los Losharik responden directamente al Departamento de Investigación de Aguas Profundas del Ministerio de Defensa, “lo que refleja la alta sensibilidad de sus misiones”.

Con información de CNBC y https://beforeitsnews.com

ZM