El nuncio apostólico Franco Coppola, el cardenal Alberto Suárez Inda y Carlos Garfias Merlos nuevo arzobispo de Morelia, ofrecieron una rueda de prensa (Foto: ACG)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Carlos Garfias Merlos, quien será el sucesor de Alberto Suárez Inda como arzobispo de la Arquidiócesis de Morelia, tiene muy claro que su papel al frente de una de las diócesis más importantes del país y en una entidad que encierra problemas de “enojo, disgusto, impotencia e incapacidad”, su mensaje se centrara “en difundir la paz del Evangelio”.

(Foto: ACG)

Previo a su profesión de fe y juramento de fidelidad, Garfias Merlos, originario del municipio de Tuxpan, destacó que “vengo a cumplir con una misión que me ha encomendado el Papa Francisco, como me lo ha comunicado el nuncio apostólico, (el italiano Franco Cóppola), de llevar el mensaje de Cristo a todo Michoacán. Vamos a anunciarle a nuestra grey la paz de Cristo, y ese será nuestro mensaje”, destacó.

Proveniente de la Arquidiócesis de Acapulco, en Guerrero, una entidad que sufre escenarios de violencia e inseguridad similares a Michoacán, Carlos Garfias enfatizó que él estará siempre del lado de las víctimas de la violencia, a quienes acompañará y reconfortará.

Enfatizó que los escenarios de inseguridad que sufrió Michoacán en el pasado han bajado y que ya se vive otro clima en la entidad, sin embargo reconoció que todavía existen una gran cantidad de víctimas que aún necesitan ser atendidas.

Asumirá la cabeza de la Iglesia Católica en Michoacán (Foto: ACG)

La realidad de la inseguridad, violencia y pobreza en Michoacán, dijo, aún es palpable: “Hace algunos años fue muy visible la violencia en Michoacán. Hoy no está tan visible, como está por ejemplo en Guerrero, pero sigue siendo una realidad desafiante para la sociedad, las autoridades y las organizaciones. La experiencia de acompañar a las víctimas de la violencia, la experiencia de buscar alternativas e instrumentos para acompañar a las familias, a los jóvenes ha sido una experiencia muy estimulante y de una fortaleza extraordinaria para seguir anunciando la paz de Cristo”, enfatizó el arzobispo electo de Morelia.

Y agregó que en estas situaciones que vivimos en nuestro mundo tan violento y tan inseguro, de tanta agresividad y desconfianza, de tanta competencia, “se hace más urgente este anuncio de paz, una paz que nos ayude a recuperar la paz en el corazón”.

Añadió que la paz va más allá de la seguridad pública, una paz que se refleja en un temperamento pacífico que permite construir paz aún en las circunstancias más adversas.

De acuerdo al programa, este miércoles a las 10:00 horas se celebrará una ceremonia solemne en la Catedral de Morelia, en la que el nuevo arzobispo efectuará su profesión de fe y juramento de fidelidad.

Posteriormente al mediodía en el Estadio Venustiano Carranza y ante la presencia de miles de morelianos, así como del gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo y el nuncio apostólico, Carlos Garfias Merlos jurará como nuevo arzobispo, en donde recibirá el báculo de Vasco de Quiroga, para asumir la cabeza de la Iglesia Católica en Michoacán.