Agradeció a su esposa, Michelle Obama por apoyarlo

Por: Ariana Castellanos

Estados Unidos (Rasainforma.com).- Este martes el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ofreció el último discurso que dará con ese cargo, que resultó ser un conmovedor mensaje para los norteamericanos.

En Chicago el presidente Obama habló de los últimos ocho años, periodo en que gobernó una de las naciones más poderosas del mundo. Entre los temas que destacó se encuentra al abatimiento de Osama Bin Laden, el programa de salud Obamacare, la relación bilateral con Cuba y el reconocimiento del matrimonio igualitario.

Cada ocasión que el presidente decía algo que para la audiencia era importante, ésta lo interrumpía con aplausos y gritos como forma de alabanza, incluso llegaron a gritar “cuatro años más”.

Este mensaje fue en el Centro de Convenciones McCormick Place, donde caben unas 20 mil personas y en donde hace ocho años celebró el triunfo en las elecciones.

El mandatario estadounidense hizo referencia a Donald Trump cuando dijo “en 10 días el mundo será testigo de la transparencia pacífica del poder de un presidente a otro” y añadió “Ante todas nuestras diferencias, debemos recordar que estamos todos juntos en esto. Nos levantamos o caemos juntos como uno”.

Obama no dejó de lado a los migrantes, ya que dijo que Estados unidos debe invertir en los hijos de las personas sin documentos porque esos menores representan a la que será la principal mano de obra en el futuro.

Al momento en que agradeció a su familia, en especial a la primera dama, Michelle Obama, el presidente estuvo al borde de las lágrimas, incluso sacó un pañuelo para secarse los ojos. A Michelle le agradeció por ser su esposa, la madre de sus hijas y su mejor amiga.