El doctor Escalante Pulido se refirió a la necesidad de prevenir la obesidad mórbida

Guadalajara, Jalisco (MiMorelia.com).- Además de las afectaciones ya conocidas como diabetes e hipertensión, la obesidad mórbida puede afectar la fertilidad del varón y otras funciones orgánicas, señaló el Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital de Especialidades perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, el doctor Miguel Escalante Pulido

Puede tener trastornos en la producción de testosterona, con lo cual obviamente se puede afectar la espermatogénesis y por consiguiente la fertilidad” señaló Escalante Pulido
Indicó que el exceso de grasa corporal puede contribuir además al desarrollo de enfermedades oncológicas tales como el cáncer de próstata, colon y recto.

Hay algunos tumores que son hormona- dependientes y que pueden generar mayor riesgo, por ejemplo el de próstata” dijo el experto.

Así mismo la obesidad indicó el especialista del Seguro Social, puede generar en el varón osteoartrosis degenerativa, alteraciones en secreción y acción de la insulina, dislipidemia, incremento en los triglicéridos, infartos al miocardio y disturbios respiratorios importantes como lo es la apnea del sueño, una alteración potencialmente mortal caracterizada por un cese momentáneo de la respiración mientras la persona se encuentra dormida.

Es una dificultad respiratoria, o síndrome de apnea obstructiva, los hombres tienen mayor prevalencia y también está asociado a la hipertensión y a la enfermedad cardiovascular” acotó el doctor Escalante Pulido.

Explicó que si bien las mujeres tienen una prevalencia ligeramente mayor en la incidencia de obesidad y sobrepeso, el problema ha ido en aumento en ambos géneros en los últimos cinco años y de hecho estima un incremento en las consultas o demanda de atención por estos motivos de hasta un 200 por ciento.

Actualmente dijo alrededor del 80 por ciento de la población derechohabiente presenta sobrepeso u obesidad. Refirió que las mujeres tienen una tendencia al ligeramente superior al exceso de peso o de Índice de Masa Corporal (IMC) debido a factores como la propia distribución de la grasa corporal, el aspecto hormonal e incluso los embarazos previos.

No obstante, señaló que el varón tiende a desarrollar o acumular una grasa central localizada básicamente en el abdomen y la cintura, esta se asocia a un mayor riesgo metabólico y al hígado graso, arterioesclerosis y enfermedades cardiovasculares, además de alteraciones en la producción de insulina y litiasis renal.

Aunque por mito, se piensa que los varones “bajan” de peso más rápido que las mujeres, lo cierto dijo el especialista, es que la problemática entre pacientes del sexo masculino va en aumento, prueba de esto es que de cada cinco personas que ingresan hospitalizadas al Servicio de Endocrinología, tres son varones, primordialmente en edades productivas, entre los 35 y 45 años de edad.

La obesidad y el sobrepeso dijo son resultado básicamente de una alimentación inadecuada y de un sedentarismo, aunque también se tiene un componente genético en donde por lo regular en la familia hay antecedentes de ambos problemas.

En el caso de los varones, también se asocia a una mala alimentación y al exceso de calorías ingeridas ya sea en la comida o en la bebida, incluso si frecuentemente ingieren refrescos o cervezas y suelen ser sedentarios” refirió.

El promedio de hospitalización de pacientes que son ingresados en este servicio por complicaciones asociadas a la obesidad, es de hasta siete días o un mes si se trata de cuadros más severos, lo que deriva en incapacidades laborales e incluso en la pérdida de su fuente de empleo, señaló.

Mensualmente, en el Servicio de Endocrinología – sólo en lo que se refiere a hospitalización- se atienden alrededor de 24 pacientes con obesidad mórbida, algunos de ellos son candidatos a cirugía bariátrica, no obstante el manejo inicial incluye proporcionarles un plan de alimentación y de actividad física y citarlos a revisión médica cada dos meses para medir sus avances.

El doctor Escalante Pulido se refirió a la necesidad de prevenir la obesidad mórbida, solicitando atención profesional, en cuanto se nota una ganancia de peso corporal, con el fin de cambiar de manera positiva los hábitos de alimentación y ejercicio, debido a que señala que la obesidad es una enfermedad que se gesta paulatinamente.