Actualmente se conocen más de 150 tipos de VPH que infectan al ser humano

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El Virus del Papiloma Humano (VPH), es una enfermedad que se transmite a través de las relaciones sexuales, mediante el contacto de piel con piel. Esta enfermedad tiene prevalencia elevada en hombres y mujeres jóvenes sexualmente activos que evoluciona hacia la curación espontánea de forma natural.

De acuerdo con Mariliz Herrera Orejel, coordinadora Estatal de Cáncer de la Mujer de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), actualmente se conocen más de 150 tipos de VPH que infectan al ser humano, de los cuales alrededor de 40 infectan los genitales y 14 de ellos son considerados de alto riesgo para el desarrollo de cáncer de cuello uterino.

No obstante, exclamó existen también algunos tipos de VPH de bajo riesgo que causan verrugas genitales.

Estudios demuestran que la infección por los virus de papiloma humano de alto riesgo, es la causa de casi todos los cánceres de cuello uterino, pero existen otros factores que pueden aumentar aún más el riesgo de padecer este tipo de cáncer, tales como: infección persistente por VPH de alto riesgo, estado inmunológico deprimido, historia familiar de cáncer de cuello uterino, desnutrición, antecedentes de infecciones de transmisión sexual, tabaquismo y multiparidad”, señaló Herrera Orejel.

Subrayó que en la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) se realiza de manera gratuita la prueba de detección del VPH, la cual se obtiene a través de la captura de híbridos y revela los 14 subtipos del Virus del Papiloma Humano de alto riesgo.

Contamos con un programa de detección en las instalaciones del sector Salud, en donde se efectúa la prueba a mujeres de 35 a 64 años, si el resultado es normal, es decir negativo, se cita en cinco años para realizar nuevamente el estudio”, abundó la coordinadora Estatal de Cáncer de la Mujer de la SSM.

Expuso que en caso de que el resultado sea positivo a VPH, la paciente no debe alarmarse porque ello no significa que tenga cáncer, la mayoría de las infecciones por el virus de papiloma son pasajeras, no ameritan tratamiento y se curan espontáneamente, pero es necesario dar seguimiento y realizar un Papanicolaou complementario para identificar si las células del cuello de útero infectado por VPH tienen alteraciones que pueden desarrollar cáncer, en caso de persistir.

Mariliz Herrera, dejó en claro que solo requieren tratamiento las lesiones que producen verrugas genitales o que indiquen que puedan producir alteraciones celulares moderadas o severas en el cuello uterino.

Recordó que durante el 2015 se realizaron 22 mil 113 pruebas para detectar VPH, de las cuales mil 968 resultados positivas.

Herrera Orejel, señaló que para prevenir la infección genital actualmente se cuenta con la vacuna bivalente Cervarix, misma que protege contra los dos tipos de VPH (16 y 18) más fuertemente asociados con el cáncer cérvico uterino.

Al concluir, invitó a la población femenina a que acudan a realizarse la prueba para detectar el VPH, misma que se efectúa de manera gratuita en la Secretaría de Salud en el Estado.

Compartir