violencia electoralmente
Báez Ceja dijo que las "preocupaciones" que no se expresan en políticas públicas o decisiones gubernamentales son mera demagogia (Foto Cortesía)

Pátzcuaro, Michoacán (MiMorelia.com).- La mayoría de las voces de los conservadores que dicen sumarse al paro nacional que muchas mujeres mexicanas realizarán este nueve de marzo, no reflejan una legitima preocupación sobre la violencia feminicida, sino un oportunismo electorero que en realidad revictimiza a las mujeres. “La violencia contra las mujeres en México es una realidad innegable, profundizada marcadamente durante el periodo neoliberal y que debe ser extirpada de nuestra sociedad”, expresó el presidente municipal de Pátzcuaro, Víctor Báez Ceja.

“En los gobiernos neoliberales del PRI y del PAN se agudizó la violencia y la marginación y por supuesto que esto afecto de manera más grave al sector más vulnerable de las mujeres: las más atacadas son las niñas, las mujeres jóvenes y las ancianas, sobre todo las más pobres y en especial las mujeres indígenas”, apuntó.

Dijo que el gobierno que él encabeza respetará a las mujeres que deseen participar en el paro nacional, pero no como una moda, sino como parte de un acto de visibilización de la importancia de las mujeres en la vida económica, política y social del municipio. “En concordancia con ello es que nuestro gobierno ha emprendido acciones para mejorar la vida de las patzcuarenses. Tenemos un centro integral de atención a la violencia de género, hemos capacitado a nuestros cuerpos de seguridad en protocolos en la materia y llevamos algunos años ya sin que se cometa ningún feminicidio. Estas acciones nos ponen a la vanguardia en el estado,” subrayó el alcalde.

Finalmente señaló que la lucha de las mujeres está por encima de intereses mezquinos que desean utilizarla con fines electorales. “Las mujeres mexicanas han dado batallas históricas en favor de sus derechos, de sus libertades y de su dignidad; han acumulado experiencia y talento en décadas de enfrentar a un sistema que les excluye y les margina. Difícilmente los líderes de la oposición, tan cuestionados en su credibilidad, podrán lograr su cometido de tripular a este enorme movimiento que sigue creciendo y que tiene demandas justas”, concluyó.

Boletín/PO