SUEUM, sindicato
La autoridad no cuenta con registro para saber quiénes están dentro de los sindicatos (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Mientras la Junta Local de Conciliación y Arbitraje no certifique la actualización del padrón de agremiados que entregó el Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), la relación de 2 mil 200 trabajadores que registran no tiene certeza para entregar recursos por ayuda sindical.

El abogado de la UMSNH, Luis Fernando Rodríguez Vera, afirmó que de acuerdo con las especificaciones del contrato colectivo, la institución debe depositar al sindicato recursos para sea el gremio quien disperse el pago de la prestación adeudada desde diciembre del 2019.

Explicó que ante la falta de validez de la actualización del padrón de socios del SUEUM, la Casa de Hidalgo no tiene manera de entregar el dinero correspondiente a 60 mil pesos por cada miembro en activo.

“Ante la Junta Local existe el expediente de registro sindical, ahí se archiva su historial y cuando se genera una baja o alta de trabajadores, la Junta debe considerar la circunstancia para que el padrón sea actualizado; la responsabilidad del sindicato es depurar cada determinado tiempo su padrón y presentarlo a la junta”.

Refirió que en ese proceso la UMSNH no puede intervenir porque se transgrede la autonomía sindical, “se entiende que el líder (Eduardo Tena) ya presentó el padrón actualizado y será la Junta quien determine su validación”.

Con respecto al pago de la ayuda sindical, el abogado comentó que en la cláusula 50 se establece que la universidad debe depositar a una cuenta del SUEUM los recursos por cada agremiado ya que de lo contrario tendría que modificarse el contrato colectivo para que se pague de forma individual la ayuda sindical.

“Cada mes se debe cubrir la prestación y el sindicato tiene un año para reclamarlo, por lo que de no resolverse antes de finalizar el 2020, a partir de enero comenzaría a prescribir la prestación en perjuicio de los trabajadores”.

Además agregó que mientras exista división entre los trabajadores agremiados al SUEUM y el STUMICH, se corre el riesgo de inestabilidad laboral e ingobernabilidad sindical, toda vez que los primeros dicen tener la mayoría de socios y los segundos avanzar para obtener el reconocimiento de mayoría en la institución.

“La autoridad no cuenta con registro para saber quiénes están dentro de los sindicatos, ni determinar quién tiene la mayoría, aunque sea el SUEUM el acreditado ante la junta, preocupan las consecuencias que pueda tener esta división”.

Por: Aned Ayala/R