pandemia objetivo comun
Será con el apoyo a los más desprotegidos y no con policías como lograremos la contención social de los efectos del Covid-19, señaló (Foto Cortesía)

Pátzcuaro, Michoacán (MiMorelia.com).- “La salud de la población y su estabilidad económica son la principal preocupación para todos los gobiernos, por ello es que no acompañaremos ninguna intención de polarización que tenga como objetivo el posicionamiento electoral de ningún actor por encima del interés social”, sentenció el presidente municipal de Pátzcuaro, Víctor Manuel Báez Ceja.

Llamó a los gobernantes y a todos los actores políticos del país a encontrar acuerdos que provoquen que la ciudadanía ayude a la contención en los hogares y al distanciamiento social, sin pasar por encima del marco legal.

“Quienes hemos recibido la confianza de la gente para estar al frente de alguna responsabilidad pública debemos utilizar nuestro liderazgo para persuadir y convencer a la ciudadanía de que lo que está en riesgo es algo tan valioso como la vida misma. El riesgo sanitario es real y hemos escuchado a los médicos advertir la sobresaturación que se prevé en los hospitales para los meses de mayo y junio si la ciudadanía no acata la permanencia en sus casas”, argumentó Báez Ceja.

Ante el decreto de la tercera fase de la pandemia y la peligrosidad que conlleva, indicó que las autoridades deben buscar alternativas para convencer a la ciudadanía a permanecer en casa, dentro del marco del respeto a la ley y de las facultades que cada orden e instancia de gobierno tiene.

“Si camina cada autoridad por su lado y haciendo esfuerzos por separado y sin coordinación, los resultados no serán los óptimos. Todos los esfuerzos son valiosos, pero no deben partir de decisiones basadas en la buena voluntad de nuestras intenciones, sino en datos precisos y en estudios claros. Nuestra creatividad y empeño es importante, pero no debe superarnos al punto de la descoordinación”.

Báez Ceja dijo además que los gobiernos deben de convencer a los ciudadanos a respetar las medidas de higiene y distanciamiento social, así como dotar de un piso mínimo en términos materiales para que estas puedan acatarse.

“Esto pasa por tener un gesto de solidaridad y apoyo con la población más vulnerable para que permanezca en casa y con nuestros médicos, enfermeras, paramédicos, laboratoristas y personal de seguridad dotándoles de insumos básicos para que el riesgo de sus labores esenciales se reduzca al mínimo posible”.

Boletín/PO