Vasco de Quiroga
Vasco de Quiroga fue el primer Obispo de Michoacán (Foto: Cortesía)

Ciudad del Vaticano (MiMorelia.com).- El Papa Francisco abrió el camino para la beatificación de Vasco de Quiroga, primer obispo de Michoacán. 

Los decretos autorizados por el Papa reconocen las «virtudes heroicas» de siete nuevos Venerables Siervos de Dios, entre ellos, Vasco de Quiroga, considerado defensor de los indígenas purépechas.

El Papa Francisco autorizó la promulgación de los decretos relativos a un nuevo próximo beato y siete nuevos Venerables Siervos de Dios, con el reconocimiento de sus virtudes heroicas.

Será Beato Rosario Angelo Livatino, quien nació en Canicattí, Italia, y fue asesinado el 21 de septiembre de 1990.

Historia del primer obispo de Michoacán

Vasco de Quiroga nació alrededor de 1470 en Madrigal de las Altas Torres, España, y falleció en Pátzcuaro, Michoacán, el 14 de marzo de 1565; sus restos se encuentran en la Basílica de Nuestra Señora de la Salud en este Pueblo Mágico.

Estudió derecho y teología, asistiendo a las universidades de Salamanca y Valladolid, y luego comenzó a trabajar en la magistratura en Valladolid donde, en 1528, fue nombrado miembro de la Real Cancillería.

En 1530 fue nombrado por el rey Carlos I de España como juez de la Segunda Audiencia de México con la tarea de verificar y eliminar, entre otras cosas, los abusos que se habían cometido contra los indios.

Durante este período, Vasco de Quiroga fundó dos hospitales en el estado, además del Primitivo Colegio de San Nicolás Obispo en Pátzcuaro, que después fue trasladado a esta capital, para actualmente ser la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Luego llegó el nombramiento del Papa Pablo III como primer obispo de Michoacán, una oportunidad para desarrollar un plan pastoral articulado en el que pudo instituir seminarios, construir una catedral.

Con información de Vatican News

Redacción/rmr