Parácuaro refrendó su petición de que las cenizas de Juan Gabriel puedan ser sepultadas junto a su madre

Parácuaro, Michoacán (MiMorelia.com/RED113).- Tras conocerse la noticia de que este municipio no figura en el recorrido que harán las cenizas de Juan Gabriel por México, autoridades y habitantes de la Villa de los Manantiales marcharon la tarde noche de este martes, para suplicar a los familiares de Alberto Aguilera Valadez que su paisano pueda descansar en su tierra natal como, aseguran, habría pedido él mismo meses atrás.

Así, cerca de las 19:00 horas partió una caravana humana del palacio municipal de Parácuaro hasta la casa donde Alberto Aguilera Valadez vio la primera luz el 7 de enero de 1950, y durante el trayecto entonaron las canciones cuya letra y música le dieron brillo internacional a Juanga, a la vez que portaron pancartas con mensajes de amor y despedida más que al artista, a Alberto, como le conocían.

De esa manera, gobierno y habitantes de Parácuaro refrendaron su petición de que las cenizas de Juan Gabriel puedan ser sepultadas junto a su madre, doña Victoria Valadez, más como un último gesto de esperanza que como una certeza, pues la Villa de los Manantiales no aparece en la agenda que difundió la familia de Alberto Aguilera Valadez, según la cual las reliquias de El Último Divo solo recorrerán el Palacio de Bellas Artes, en la capital del país, y Ciudad Juárez, Chihuahua.

Y al tiempo que la columna humana desfiló por las empedradas calles de Parácuaro para dejar constancia de su voluntad de recibir las cenizas de Juanga, decenas de veladoras y coronas fúnebres quedaron depositadas al pie de la estatua de bronce que el propio cantautor develó en el 2003, mientras que en el arco de bienvenida al municipio se colocó una enorme lona con las fotografías más significativas de la carrera artística de Juan Gabriel, como recuerdo de la admiración, cariño y amor eterno que su pueblo natal guardará por siempre a Alberto Aguilera Valadez.