Ciudad de México (MiMorelia.com).- En un hecho histórico, la película Parásitos se ha convertido en la primera película coreana nominada a los premios Oscar.

Con seis nominaciones, la producción del director coreano Bong Jhoo-ho logró colarse en las categorías de mejor película, mejor diseño, mejor guión, mejor dirección y mejor película extranjera, mejor edición, siendo una de las películas de habla no inglesa más nominadas en toda la historia de la premiación.

La película comenzó con su éxito en el festival de Cine de Cannes en donde fue galardonada con la Palma de Oro convirtiendo a Bong Jhoo-ho  en el primer cineasta surcoreano en recibir dicho reconocimiento.

La cinta refleja la desigualdad entre clases sociales a través de dos familias, una que vive en medio de lujos y despreocupaciones y otra cuyos padres e hijos se encuentran desempleados y sin estudios.

Por: Redacción/CA