Se requiere la suma de esfuerzos de cada una de las instancias, señaló la titular Silvia Estrada (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Con el objetivo de establecer los mecanismos de coordinación entre las distintas autoridades encargadas del combate a la corrupción, la Secretaría de Contraloría del Estado de Michoacán (Secoem) recalcó la importancia de que la entidad implemente su propia ley que dé arranque al Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), garante de las buenas prácticas de gobierno y del correcto ejercicio de la función pública.

En ese sentido la titular de la Secoem, Silvia Estrada Esquivel, subrayó que el ejecutivo del estado, Silvano Aureoles Conejo presentó una iniciativa de Ley del Sistema Estatal Anticorrupción ante el congreso local el pasado 17 de marzo, propuesta en la que enmarca que la participación ciudadana sea la columna vertebral del SEA.

El Sistema Local Anticorrupción de aprobarse la propuesta estará integrado por un cuerpo colegiado, representado por la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), la Procuraduría General de Justicia PGJ, el Órgano Estatal de Control, el Instituto de Transparencia Local, el Tribunal de Justicia Administrativa y el Consejo del Poder Judicial del Estado de Michoacán, así como del Comité de Participación Ciudadana.

Al respecto, la contralora estatal resaltó que se requiere la suma de esfuerzos de cada una de las instancias en mención, “siendo el Comité de Participación Ciudadana la pieza fundamental del SEA, ya que estará integrado por ciudadanos de probidad y de conducta honorable”.

Asimismo, manifestó que de acuerdo con el actuar del gobierno que encabeza Silvano Aureoles Conejo, basado en la transparencia y la rendición de cuentas, se coadyuvará para que mediante la coordinación de los tres órdenes de gobierno se prevenga, detecte y sancione a los servidores públicos y particulares por la comisión de actos relacionados con hechos de corrupción.

“Como Órgano Estatal de Control somos los más interesados en su pronta implementación, por la importancia que representa el tema de fiscalización y el correcto manejo de los recursos públicos, así como también la administración de la aplicación de ingresos, comprobación de los egresos y fondos, a fin de rendir cuentas claras y transparentes a la ciudadanía”, señaló.

Agregó que el objetivo es crear condiciones estructurales y normativas que permitan la actuación ética y responsable de cada servidor público, mismos que se deben regir bajo la legalidad, objetividad, profesionalismo, honradez, imparcialidad, eficiencia, eficacia y transparencia.

La funcionaria estatal resaltó que para el buen funcionamiento del SEA es vital la participación ciudadana, ya que es la propia ciudadanía la que coadyuvará la correcta ejecución del sistema estatal.

“En efecto, la participación ciudadana será de vital importancia en el Sistema Estatal Anticorrupción para interponer la denuncia en contra de aquellos servidores públicos que no desempeñen su trabajo en apego a sus atribuciones”, indicó.

Ante este escenario, la secretaria de la Contraloría afirmó que con una mayor participación social se garantiza la conformación de modelos acordes con las expectativas generadas por el Sistema Estatal Anticorrupción, a efecto de garantizar que la sociedad civil esté bien informada acerca de la actuación de los funcionarios públicos, para propiciar con ello una nueva cultura de la función pública para terminar con la tolerancia a la impunidad que tanto lacera a la credibilidad gubernamental.

Por lo que en el marco de la homologación del Sistema Nacional Anticorrupción, la Contraloría del estado contribuye a través de la campaña “Michoacán por la transparencia” para reforzar la transparencia, el acceso a la información y la participación ciudadana en las 10 regiones de la entidad.