Una de las preguntas que aún no tienen respuesta cabal es qué sucederá con la participación ciudadana durante la denominada cuarta transformación. Si bien ha habido una serie de señales que se han emitido al respecto, no ha habido aún un posicionamiento contundente, ni mucho menos la presentación de una política pública que defina la ruta a seguir para que la ciudadanía participe de lleno en la construcción de bien común, bajo un enfoque de gobernanza.

El talante democrático de un gobierno se expone en buena medida en el trato que se brinda a los adversarios políticos, a las organizaciones de la sociedad civil y a la ciudadanía que desea participar y conocer de los asuntos públicos.

Construir mecanismos de participación social en muchas ocasiones seduce a los gobernantes que quieren reducirlos a ser redes hechas a su imagen y conveniencia, a través de las cuales se perpetuarán en el poder o mediante las cuales tendrán control de determinados ámbitos de lo público.

Especialmente, los Consejos de Participación Social en la Educación atraviesan por un paréntesis en el que no se ha hecho un anuncio firme desde la Federación respecto a su destino, encunándose las dudas entre sus integrantes. Será importante que a la brevedad termine el impasse, que se refrende y robustezca la estrategia de implementación de gobernanza en el sistema educativo nacional, articulado desde las entidades federativas, municipios y comunidades escolares.

Recordemos que este modelo de participación ciudadana es por su diseño, tal vez, el de mayor envergadura en el país. Si operara debidamente y conforme a la normatividad, podría tener sin problemas a la mayoría de la población nacional opinando, recomendando, vigilando y participando en torno a la educación de la sociedad del mañana.

En Michoacán, la semana pasada volvió a sesionar el Consejo Estatal de Participación Social en la Educación, se tomó protesta al nuevo presidente y rindieron protesta once consejeros nuevos. Se renovarán y reforzarán los grupos de trabajo, a saber: indicadores educativos, infraestructura física educativa, formación inicial y continua y participación social.

Hay mucho por hacer en los cuatro rubros antes mencionados, pero será importantísimo que se logre articular un entramado de sociedad civil desde lo local para lograr de esta manera implementar de mejor manera las recientes reformas, que incidirán indefectiblemente en los temas ya comentados, con lo cual se podrá contar con mejores condiciones para que en Michoacán no se pase el tiempo y seamos un estado rezagado en el cumplimiento de las responsabilidades educativas respectivas.

El enfoque de redes de política pública debe estar presente para que la validación a nivel comunidad de aprendizaje sea mucho más ágil y potenciado, ya que hasta ahora, para la puesta en marcha de alguna medida de política pública, la manera tradicionalista de realizarse es que la autoridad va reuniéndose por separado con cada uno de los actores clave, evitando el debate público y la pluralidad de ideas.

Llama la atención que a la fecha se continúe haciendo esto, ya que un gobierno que no convoca al debate público de ideas puede llegar a extraviarse en el camino. La interrogante es si el gobierno desea que sigan dándose las reuniones esporádicamente, de manera bipartita y bajo ambientes controlados o ya estaremos listos para conformar redes de política pública en donde participen diferentes actores clave y pueda llegarse a dar la construcción de soluciones colectivas.

Definitivamente, el trato que se le brinde al eje de gobernanza en la educación y a sus respectivos consejos articulados que lo vertebran será un indicador determinante del talante de la actual administración.

Esperemos que la participación ciudadana encuentre mucho más que una mención en el artículo tercero constitucional y verdaderamente sea el tercer factor de inclusión, además del estar y aprender, que posibilite que tanto el aprender a participar como el participar en el aprendizaje sean factores que graviten altamente en la transformación nacional para las generaciones jóvenes que vivan desde su comunidad de aprendizaje las dimensiones y virtudes de la gobernanza. Al tiempo.

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles

R