Carlos Garfias Merlos

Ahora que estamos ya para celebrar el domingo de ramos y tener juntos la celebración de la Semana Santa con el triduo sacro en el centro de la Semana Santa; a todos los invito para que el domingo de ramos acudan a las 8:30 de la mañana a la Catedral, ahí se les indicará donde empezamos con la bendición de las palmas y luego la procesión con las palmas para llegar a la Catedral y celebrar la misa del domingo de ramos.

Después el miércoles santo los invito para que podamos todos unirnos en la mañana con los sacerdotes el presbiterio de la arquidiócesis de Morelia y participar en la misa donde se consagra al santo crisma y se bendice a los santos oleos y los sacerdotes renuevan su compromiso sacerdotal; ojala que muchos feligreses nos acompañen en la Catedral el miércoles santo a las 12:00 del día tendremos la eucarística con todo el presbiterio; ese día de manera muy especial todos hagamos mucha oración por los sacerdotes de nuestra arquidiócesis y los acompañemos en ese día sacerdotal.

El jueves tendremos la celebración de la cena del señor a las 5:00 de la tarde y el viernes tendremos por la mañana el viacrucis y por la tarde tendremos la celebración de la muerte del señor y el sábado a las 8:30 de la noche tendremos la solemne vigilia pascual; ojala que todos puedan disponerse para participar en las celebraciones propias de la Semana Santa cada quien en su parroquia, los que puedan participar en la Catedral los invito para que juntos celebremos la Semana Santa y el triduo sacro.

Recuerden que momentos muy importantes dentro de la piedad popular son el rezo del viacrucis, la procesión del silencio, la celebración de las 7 palabras, la celebración del pésame a la santísima virgen y que con todas estas celebraciones nos podamos todos crean un ambiente propicio que nos reúna espiritualmente, nos ayude a tener la gracia de Dios en nuestros corazones y a buscar siempre mantenernos en la presencia de Dios y dispuestos para servir a nuestros hermanos.

Vivamos una Semana Santa que nos renueve profundamente, espiritualmente; les bendigo, el señor este con ustedes, la bendición de Dios omnipotente, padre, hijo y espíritu santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre, amén.

 



Compartir