"Se pretende crear un código nacional de procedimientos civiles y familiares", anunció

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Con el objetivo de generar un cambio estructural en la justicia no penal, para hacer efectivo el derecho humano de acceso a la justicia pronta, completa e imparcial, el presidente Enrique Peña Nieto enviará este día al Congreso de la Unión, un paquete de iniciativas de reformas constitucionales y legales, es decir, la iniciativa de Reforma sobre justicia Cotidiana, después de que le fuera entregado un diagnóstico por parte del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Acto que se efectuó en la Sede del Palacio Nacional.

“Este día enviaré al Congreso de la Unión, un primer paquete con ocho iniciativas de reforma constitucional, tres iniciativas de reforma legal y la propuesta de una nueva ley general. También firmaré un decreto administrativo para propiciar la conciliación en los conflictos que se resuelven en la administración pública federal”, enfatizó el mandatario nacional.

Peña Nieto dio a conocer que en el marco de los cambios propuestos se encuentran, crear a nivel constitucional, el sistema nacional de impartición de justicia, lo que permitirá una mayor articulación entre los poderes judiciales y los demás órganos del estado que imparten justicia, es decir a partir de una  mayor coordinación y la adopción de plataformas tecnológicas comunes se podrían hacer realidad los juicios en línea y facilitar el acceso a la justicia desde cualquier computadora o dispositivo móvil.

Además de fortalecer la independencia de los poderes judiciales locales, así como sus órganos de administración, vigilancia y sanción, con lo que se impulsa a jueces y magistrados se nombren a partir de conocimientos y experiencia para elevar la calidad de la justicia.

“Se pretende crear un código nacional de procedimientos civiles y familiares para unificar en el país, las reglas en esta materia, tenemos que evitar la disparidad de derechos y lograr que en todos los estados prevalezcan las mejores prácticas, también se contempla ampliar la justicia oral en el ámbito mercantil para que todos los asuntos sean resueltos de manera rápida y transparente.

«Queremos fomentar que la mayoría de los conflictos se resuelvan sin tener que llegar a juicio, para ello se prevé establecer una ley general de medios alternos, de solución de conflictos, queremos superar el dicho, ‘más vale un mal arreglo, que un buen pleito’, es decir, lograr un buen arreglo, sin llegar a un pleito”, explicó Peña Nieto.

Con dicha iniciativa se busca solucionar los conflictos o controversias de manera rápida y expedita, además, de que se quiere que los ciudadanos tengan acceso a una justicia ágil, rápida, moderna y que este a la altura de las necesidades.

El Primer Mandatario presentó iniciativa tomando en cuenta 217 recomendaciones y 20 acciones del CIDE. Los temas de las mesas fueron: Justicia civil y familiar, Justicia laboral, Medidas para reducir la marginación jurídica, Escuelas de Derecho y sanciones por malas prácticas de abogados, Protocolos de actuación para casos de bullying, Asistencia jurídica temprana y justicia alternativa, Organización y funcionamiento de los poderes judiciales, Resolución del fondo del conflicto y amparo y Política pública en materia de justicia.

“Hace apenas unos días concluyeron los diálogos, por lo que hemos denominado la Justicia Cotidiana, a los que convocaron el Gobierno de la República, el CIDE y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de México (UNAM), este ejercicio democrático, plural y transparente, se centró en identificar los principales problemas y retos de justicia en el país, pero sobre todo, se enfocó a definir soluciones.

“En estos diálogos participaron más de 200 expertos, de 26 instituciones, incluyendo a representantes de la sociedad civil, investigadores, académicos y abogados, así como a integrantes de organismos autónomos y de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, a todos los participantes les reconozco su posición para compartir su tiempo, trabajo, experiencia e ideas para esta importante tarea, donde trabajaron durante 14 semanas en nueve mesas de trabajo”, expresó Peña Nieto.

El mandatario enfatizó que la Justicia Cotidiana es distinta a la penal, es la que se vive en el trato diario y facilita la paz social y convivencia armónica, además señaló que el 90%, 9 de cada 10 controversias presentadas ante los poderes judiciales de México, sea en la instancia local o federal, sin contar los miles de procedimientos ante las juntas y tribunales laborales y administrativos, son distintos del ámbito penal, los que están en la vida diaria, del ámbito familiar, mercantil y civil.

De igual manera se realizan caravanas de justicia, con el objetivo de que llegue a los lugares más alejados, en donde las personas no tienen el acceso inmediato para pedir justicia, que esta vaya a esas comunidades, las incitativas también contemplan un cambio estructural en el modelo de justicia laboral, para proteger los derechos de los trabajadores y facilitar que se cuente con tramites más rápidos y sencillos.

“También firmaré una iniciativa para homologar el funcionamiento de los registros civiles, con el fin de que se puedan obtener las acatas de nacimiento, matrimonio, vía internet, sin importar donde se encuentren, esto se complementa con una nueva ley general de  registros públicos y catastros que brinde a los mexicanos certeza sobre la propiedad de su vivienda y tierras, con todas estas propuestas estamos impulsando una transformación estructural dela justicia en los ámbitos más cercanos de las personas, gran marco para honrar  el centenario de la Constitución en el 2017”, expresó Peña Nieto.

El Jefe del Ejecutivo expuso que en los foros realizados se ha quedado en claro que «la sociedad mexicana ya no está dispuesta a resignarse ante las injusticias».

Aseveró que el Gobierno trabajará para que todos los ciudadanos conozcan plenamente sus derechos y puedan acceder a la justicia cuando éstos sean vulnerados.

Peña Nieto, señaló que el objetivo es que «la justicia esté verdaderamente al alcance de todos; se trata de que ‘los procesos legales sean sencillos, flexibles y económicos’, y que cualquiera que asista con razón ante los Tribunales obtenga justicia y quede satisfecho, una justicia que jale parejo para todos”.