Con ella se frenará el endeudamiento de las entidades

Ciudad de México (Rasainforma.com).- La Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, con la que se pretende frenar el endeudamiento de las autoridades locales, es promulgada este miércoles 27 de abril, por el Presidente Enrique Peña Nieto, luego de que el Congreso tardó tres años en aprobarla.

En la sede del Patio de Honor de Palacio Nacional, el mandatario nacional encabezó la promulgación de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, la cual tiene como objetivo, imponer límites al endeudamiento de las entidades, a la contratación de adeudos de ejercicios fiscales anteriores y a las tasas efectivas máximas de interés con que se venían contratando los créditos.

Con esto, se pretende ordenar y transparentar el endeudamiento y gasto de los estados y municipios, por lo que se pondrán límites tanto en la contratación de adeudos de ejercicios fiscales anteriores y en las tasas efectivas máximas de interés, mediante el manejo de un sistema de alertas.

Puesto que la Ley se aplica al día siguiente de su promulgación, es decir entra en vigor el jueves 28 de abril, los gobiernos estatales que cambian este año, no deberán dejar deuda de corto plazo, ni contratar nueva antes de tres meses de salir del actual gobierno.

“Con la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, México sin duda da un paso muy importante en favor de finanzas públicas sanas y de la solidez de nuestra economía, con este nuevo ordenamiento, el país reafirma su compromiso con la estabilidad macroeconómica y el manejo responsable de sus haciendas públicas, así lo hemos expresado de manera reiterada.

El sentido o la razón de que hoy tengamos en nuestro país un marco regulatorio, precisamente, establece condiciones para la disciplina financiera en la entidades federativas y municipios, al igual que la Reforma Hacendaria y Energética que están teniendo un impacto positivo en las finanzas públicas locales; esta ley de disciplina financiera, también contribuye al fortalecimiento del federalismo fiscal”, expresó Peña Nieto.

Luego de haber sido promulgada, los estados tendrán 180 días para hacer adecuaciones a sus marcos legales, por lo que podrán diseñar su presupuesto para el 2017.

La nueva Ley señala que quienes ya comprometieron sus participaciones federales no podrán volver a contratar deudas hasta que firmen un convenio con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, (SHCP) para sanear sus finanzas.

“La nueva ley tiene dos objetivos: reducir el costo de financiamiento a los gobiernos locales, responsables, es decir que tengan acceso a crédito más barato y moderar el endeudamiento, fomentando la disciplina financiera de estados y municipios”, enfatizó el mandatario nacional.

De igual manera, destacó las cuatro ventajas con las que cuenta la nueva ley, la primera es que las finanzas públicas locales sean sostenibles en el mediano y largo plazo, gracias a las nuevas medidas de disciplina financiera y al ejercicio del gasto; además de que el nuevo marco normativo obliga al cumplimiento de balances fiscales y equilibrados a una mayor planeación de mayor horizonte temporal en estados, municipios y destinar los excedentes en proyectos de inversión o al pago de sus deudas.

Peña Nieto, agregó que como segunda ventaja, con el sistema de alertas que establece la Constitución y que esta ley reglamenta, los ciudadanos conocerán con claridad y total transparencia, los niveles de endeudamiento de todos los entes públicos locales que tengan contratada deuda, dependiendo de los resultados que arroje este sistema de alertas se fijarán los techos de financiamiento neto a los que podrán acceder estado y municipios cada año, lo que fortalecerá un manejo adecuado, planeado y responsable de su deuda.

“La tercer ventaja es que esta ley permitirá reducir los costos de la deuda pública de las entidades federativas y municipales, a través de dos vertientes: por un lado, obligando a que la totalidad de las contrataciones de deuda, de los entes públicos locales, se hagan mediante procesos competitivos, en ellos se elegirá a partir de la propuesta bancaria, con el menor costo financiero, asegurando el cumplimiento del mandato constitucional”, explicó el Presidente de la República.

Además, precisó que la ley establece los requisitos y condiciones para que el Gobierno de la República pueda otorgar un aval federal a la deuda contratada por las entidades estatales y municipales, lo que conduce a menores costos de financiamiento.

“En términos de peso y contrapesos, la nueva legislación prevé un fortalecimiento de la corresponsabilidad en las autorizaciones de endeudamiento que otorgan las legislaturas locales, a los entes públicos.

Como se estableció en la Reforma Constitucional, solo se podrá contratar deuda, si al menos, dos terceras partes del Congreso local así lo aprueban, para ello, dichas legislaturas deberán señalar el destino de los recursos y analizar la capacidad de pago del ente público”, enfatizó el Jefe del Ejecutivo.

Como cuarta y última ventaja, Peña Nieto expresó que el nuevo registro público, único, permitirá inscribir y transparentar la totalidad de las obligaciones que contraten los entes públicos locales e independientemente de su modalidad, ya sea deuda, asociaciones público-privadas, deudas de corto plazo, entre otras, con lo que los mexicanos podrán vigilar los recursos públicos y conocer de manera clara la forma en la que se invierte la deuda de su estado o municipio

De acuerdo con la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, con estas disposiciones se pretende llegar a un balance financiero, para que los excedentes que logren las administraciones estatales no se destinen a gasto corriente, sino a inversión o fondos de contingencia.