Héctor Gómez Trujillo
La ruta para darle continuidad es elaborar y enviar este mismo año al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma a la Constitución federal (Foto: Archivo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El diputado Héctor Gómez Trujillo, presentó este miércoles ante el Congreso del Estado la iniciativa que reforma el Artículo 177 Bis del Código Penal de Michoacán, la cual busca establecer criterios coherentes que permitan castigar el robo de menores con penas más severas y éste sea perseguido de oficio.

Desde la máxima Tribuna del Congreso del Estado, Gómez Trujillo señaló que la separación de un niño en su entorno familiar representa, una de las conductas antijurídicas con mayor repugnancia, por lo que dicha iniciativa de Ley busca principalmente el perfeccionar el andamiaje penal; así como ampliar el esquema de protección hacia este sector de la población.

El legislador por el blanquiazul explicó que en caso de que un menor de edad o una persona incapacitada, sea sustraído por una persona sin parentesco, tutela o consentimiento alguno, se deberá imponer un castigo de ocho a quince años de prisión, así como una multa de setecientos a mil días de salario mínimo.

Ejemplificó lo sucedido en el municipio de Uruapan el pasado 3 de marzo donde, una pareja sustrajo a un recién nacido del Hospital General Regional “Pedro Daniel Chávez”, hecho que evidenció la ambigüedad dentro del tipo penal que regula dicha conducta.

En el Estado de Michoacán se vive una situación difícil en temas de seguridad. Es sabido por todos los presentes que la inseguridad existe y es necesario que nuestras leyes puedan hacer frente a la complejidad de la situación”.

Actualmente, la ley contempla una pena únicamente para casos en que la conducta de sustracción de menores fuera actualizada por alguien que tuviera alguna relación de parentesco, o ejerciera facultades de guardia o custodia. En estos casos la sustracción hecha por persona ajena al núcleo familiar no está contemplada.

El robo de menores en Michoacán, debe ser considerado como delito grave en todas sus formas, proteger a la niñez michoacana es esencial para garantizar una sociedad que viva dentro de la legalidad y con una impartición de justicia con normas claras, precisas y exactas”.

Gómez Trujillo abundó sobre la vulnerabilidad que existe en ciertos sectores de la sociedad, la cual requiere de mejores ordenamientos legales que garanticen su seguridad, integridad y pleno desarrollo.

Por último, el panista refirió que la falta de madurez física y mental de los niños, requiere de mecanismos jurídicos de protección especiales que le aseguren la plena vigencia de sus derechos, como lo es, el de crecer y desarrollarse dentro del núcleo familiar propio.