Charlie,video,víctima,bullying,acoso escolar,viral
Sus palabras han movido las fibras sensibles de toda Francia (Foto: Twitter/@IyolaLct)

Francia (MiMorelia.com/Redacción).- Enfrentándose al miedo, este pequeño declaró ante la cámara del teléfono de su hermana que prefiere morir y encontrarse con Dios, a volver a ser golpeado por un compañero de la escuela.

Sus palabras han movido las fibras sensibles de toda Francia, y aunque poco después fue eliminado este video, el clip ya era tan viral que circuló en muchos otros sitios de redes sociales.

«Hola, soy Charlie, tengo siete años, voy al colegio Notre Dame de Verdún. Desde hace algún tiempo, un niño que se llama Nathan me pega todo el rato y ahora le pega también a mi hermano pequeño. Estoy harto de ese niño. Quiero que deje de pegarme todos los días. Quiero encontrarme con Dios para siempre y que él deje de pegarme», dice.

De forma involuntaria, el rostro de Charlie se ha convertido en un símbolo del acoso escolar y de acuerdo a su madre, aunque la directora del Colegio ha hecho lo que puede, el menor continúa siendo golpeado a falta de vigilancia total.

«Hace ya más de un año que Charlie empezó a llegar a casa quejándose; traía los cordones arrancados, el abrigo desgarrado, moratones… Cuando le preguntaba qué había pasado, me decía que se había caído. No tenía apetito y a veces me decía que no quería ir al colegio».

Lamentablemente,los hechos que se han probado en la investigación no son suficientes para calificarlos de acoso ya que «hay una gran diferencia entre la sensación del niño y la realidad judicial», indicó el abogado de la familia.

ZM