mezcal
Gabriel Martínez comentó que las ventas desde las últimas dos semanas de marzo a la fecha disminuyeron en un 50 por ciento (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Sin perder la confianza de que algún día se regresará a la normalidad, Gabriel Martínez Hernández le hace honor al nombre de su negocio «Mezcal Doña Esperanza», al permanecer en la lucha para vender sus productos artesanales en Morelia tras la emergencia sanitaria por el Covid-19.

El joven emprendedor consideró que no sólo él sino muchos pequeños comerciantes o empresarios de Michoacán se mantienen en «resistencia» para no claudicar y así continuar en el mercado, luego de que las autoridades implementaron las medidas de prevención por el aumento de los casos del Covid-19 en el país.

Martínez Hernández, quien todos los días se encuentra en su establecimiento de 9:00 a 20:00 horas, detalló que no cerrará el local ubicado al interior de la plaza comercial frente al Pabellón «Don Vasco», aunque tenga a disposición el servicio a domicilio y por medio de las redes sociales del Facebook, donde ofrece al público michoacano, la venta del mezcal artesanal elaborado en la comunidad de Santiago Matatlán cerca de los valles centrales del estado de Oaxaca.

La oferta no sólo es del mezcal joven, dijo, sino también reposado, de pechuga, añejo y de sabores a precios muy accesibles que van desde los 230 hasta lo 700 pesos. Pero también, señaló la otra variedad de productos a la venta como las canastas de regalo, la sal de gusano, de maguey y chapulín; salsas de molcajete, el tradicional chocolate de Oaxaca, así como cristalería artesanal.
(Foto: Guadalupe Martínez)

Conforme la gente comenzó a quedarse en casa para evitar los contagios masivos por el Covid-19, el empresario moreliano narró que se vio afectado en las ganancias, pues las ventas desde las últimas dos semanas de marzo a la fecha disminuyeron en un 50 por ciento aproximadamente, lo cual es un «duro golpe» a sus bolsillos. Pese a las pérdidas, aseguró a este medio de comunicación que no se cruzará de brazos y se mantendrá en el mercado.

«Es triste para nosotros que tenemos un comercio o un local, pero estamos convencidos que pese a esta contingencia no debemos bajar la guardia y tenemos que seguir adelante. Sí es difícil mantener el negocio, pero hay muchas alternativas como el Plan de Financiamiento que dio a conocer el gobierno y del cual, tratamos de tener acceso», destacó Martínez Hernández, después de asegurar que pronto regresará la normalidad a Michoacán y el país.

Hasta el momento, el local de Martínez Hernández permanece abierto en dicha Plaza ubicada por la salida a Salamanca. Recordó, que desde hace dos años, de manera mensual vende una producción de 100 litros de mezcal, equivalentes a 90 botellas mensuales de diferentes tipos de mezcal como el joven, reposado, el de pechuga y el añejo.

El licenciado en Informática refirió que su fuerza para salir adelante y «no tirar la toalla» es su esposa y sus tres hijos, quienes todos los días lo animan para levantarse a fin de promocionar sus productos.

(Foto: Guadalupe Martínez)

La idea de abrir un establecimiento de venta de mezcal, surgió de su abuela materna llamada Esperanza originaria de Oaxaca, de ahí el nombre de su marca, a quien le gustaba esta bebida ancestral en el país, y por tanto heredó en sus familiares el gusto por dicha bebida elaborada de forma artesanal. En Michoacán, comentó que el mezcal ha tenido un auge importante, pues ya no sólo lo piden las personas mayores sino también los jóvenes, quienes han ido adquiriendo el gusto.

Finalmente, dijo que las personas interesadas pueden ponerse en contacto a través del Facebook «Mezcal Doña Esperanza» o bien, por el siguiente número telefónico, para hacer los pedidos vía domicilio: 44-33-18-42-10.

Por: Guadalupe Martínez/E