El funcionario exhortó a defensores y periodistas a que se acerquen al Mecanismo Federal de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos (Foto:Archivo)

Xalapa, Veracruz (Rasainforma.com/Mar Pérez).- El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián, informó que el reportero, Pedro Tamayo Rosas, quien fue asesinado en las puertas de su domicilio, la noche de este miércoles en Tierra Blanca, Veracruz, había sido “levantado” en el pasado mes de enero por lo que se acercaron para ofrecerle que se inscribiera al Mecanismo Federal de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, pero no lo aceptó bajo el argumento de que no lo requería de momento.

Campa Cifrián agregó que también se le advirtió que no debía volver a la localidad veracruzana, ya que no existían condiciones de seguridad para su persona.

“Nos dijo que en ese momento no requería los servicios del mecanismo y se plantó la posibilidad de apoyar un traslado a Veracruz y nosotros advertimos que no había condiciones para volver a Tierra Blanca, Veracruz”.

El funcionario reconoció el problema de violencia contra el gremio periodístico en el estado, por lo que exhortó a defensores y periodistas a que se acerquen al mecanismo, el cual tiene actualmente a casi 500 personas adheridas.

Aseguró que gracias a la protección que reciben estas personas, se ha garantizado que no se presente algún incidente mayor.

“Hay una serie de instrumentos de protección bajo botones de alarma o rondines, para quienes tienen riesgos altos, incluso escolta, autos blindados o teléfonos satelitales”, puntualizó Campa Cifrián.

Entrevistado a su llegada a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE), donde se llevó a cabo la revisión del mencionado mecanismo, trató el tema de personas desaparecidas en el Estado y detalló que del total de personas atendidas 44 son defensores de derechos humanos y 12 periodistas.

Abundó que en Veracruz sobresale por tener mecanismo de apoyo a activistas y periodistas, especialmente por los ataques y agresiones que se han perpetrado en agravio de los comunicadores.

Campa Cifrián se reunió a puerta cerrada con autoridades de la FGE y de la Comisión Estatal de Atención y Protección para los Periodistas (CEAPP) para llevar a cabo una revisión al mecanismo de protección y para atender a los familiares de personas desaparecidas en el Estado.