Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/RED113).- Por segundo día consecutivo se registró una violenta madrugada en esta ciudad de Morelia, ahora un grupo armado “levantó” a dos civiles, a los cuales después baleó, uno de ellos murió y el otro quedó herido.

El hecho desató una persecución y un tiroteo entre los civiles armados y los agentes de la Policía Michoacán, balacera en la que dos oficiales resultaron lesionados. Al final los vehículos en los que se desplazaban los sicarios terminaron siendo abandonados en diferentes puntos de esta capital.

De acuerdo con los reportes, los malhechores ya con las víctimas consigo se desplazaban en una camioneta Jeep Cherokee Limited, de color gris Oxford, sin placas de circulación y en un auto Toyota Camry, de color plata, con matrícula PFD-323-P.

Sin embargo sobre la Avenida Jesús Sansón Flores esquina con la calle Manuel Pérez Coronado, frente al Seguro Social “Camelinas”, los criminales se toparon con dos patrullas de la Policía Michoacán: Una Dodge RAM y una Dodge Charger y sin pensarlo dos veces dispararon contra éstas en repetidas ocasiones con rifles de asalto. Los uniformados que iban en estos vehículos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) quedaron ilesos y los cristales y la carrocería tuvieron múltiples orificios de bala.

Posteriormente, los delincuentes huyeron y en la calle Artilleros de 1847 bajaron a los ofendidos de uno de los dos automotores que traían y ahí los atacaron con disparos de fusil AR-15, uno de los agraviados pareció en el lugar, está en calidad de desconocido y es de aproximadamente 24 años de edad, unos paramédicos locales le brindaron los primeros auxilios, pero no hubo éxito en reanimarlo.

En tanto, resultó herido quien dijo llamarse Javier L., de 18 años de edad, mismo que fue canalizado a un hospital de esta urbe bajo guardia policiaca. Esto se dio casi en la esquina con la calle General Manuel de la Peña y Peña, en la colonia Chapultepec Sur.

Los homicidas escaparon y en la esquina de las avenidas Ventura Puente y Solidaridad, a unos metros de las instalaciones del DIF Morelia, se encontraron con una patrulla de la Policía Michoacán y también abrieron fuego contra ésta, instante en que dos elementos quedaron lastimados por esquirlas y rozones de bala, agentes que minutos después serían trasladados a un nosocomio.

No obstante, en este sitio los policías sí repelieron la agresión y esto provocó que los delincuentes perdieran el control de la camioneta Jeep y ésta acabara estrellada contra una pequeña barda de contención del puente vehicular que está sobre el Río Chiquito, de la Avenida Ventura Puente, donde fue abandonada por los delincuentes que a la vez se subieron en el carro Toyota Camry, en el que escaparon.

Los gatilleros lograron perder a los guardianes del orden y después de todo lo anterior abandonarían el auto Camry, que tenía varios impactos de bala, sobre la Avenida Madero Oriente, a un lado de la Plaza Villalongín, muy cerca de la fuente de Las Tarascas.

La Unidad Especializada en la Escena del Crimen, que depende de la Procuraduría General de Justicia, trabajó arduamente durante más de seis horas y acudió a donde fueron los cuatro eventos. Hubo un fuerte despliegue de los efectivos de la SSP y de la Base de Operaciones Mixtas de Morelia, incluso se hizo presente el director de la Policía Michoacán, Demetrio Fidel Ortiz Barragán. En la Jeep fue hallado por la UEEC un rifle AR-15 que fue asegurado. La carpeta de investigación fue integrada.