Por: Cristian Ruiz/@crisruizr1

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El maltrato y crueldad animal en Michoacán, aunque son considerados delitos, se han vuelto recurrentes durante los últimos dos años, sobre todo contra los perros. En lo que va de 2019 la Fiscalía General del Estado (FGE) ha recibido 26 denuncias, de las cuales 23 son por agredir a perros.

Este 21 de julio se conmemora el Día Mundial del Perro, una especie animal que por su nobleza y fidelidad se ha llegado a considerar “el mejor amigo del hombre”; sin embargo, los hechos demuestran que el ser humano no siempre es amigo del perro, sino su verdugo en muchos casos.

De acuerdo con información proporcionada por la FGE, entre las 23 denuncias citadas hay casos graves. Algunos, incluso, fueron mediáticos, como el del hallazgo de un canino asesinado y colgado de un árbol en el municipio de Zitácuaro, así como el del abandono de al menos 30 perros en un lote de Zinápecuaro, donde algunos murieron de hambre y sed.

Si bien los casos más graves y mediáticos ocurrieron al interior del estado, la región de Morelia ocupa el primer lugar en cuanto a denuncias por maltrato a perros, con 15, seguida de Uruapan y Zitácuaro, con cuatro denuncias cada uno.

El año pasado, la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado recibió 52 denuncias, a partir de las cuales se abrieron 45 carpetas de investigación; sin embargo, no se han hecho públicos los resultados de las averiguaciones.

Entre los hechos denunciados por ciudadanos u organizaciones animalistas se encuentran casos de perros quemados, envenenados, trasquilados o mutilados.

(Foto: Twitter/@Montseelizondo_)

Ni los domésticos la libran 

El jefe del Departamento de Protección Animal, del Centro de Control Animal de Morelia, Alejandro Reyes Pardo, dice que ni los perros callejeros ni los domésticos se libran de ser víctimas de violencia. La dependencia recibe diariamente entre 50 y 60 reportes, en promedio.

En entrevista con MiMorelia, admitió que este tema es preocupante, y lo atribuye a que muchas personas no tienen conciencia de la responsabilidad que conlleva tener una mascota, y en el caso de los callejeros, de respetar su integridad.

Perros en situación de abandono, amarrados a postes o dejados en azoteas a la intemperie son los reportes que más llegan al Centro de Control Animal de Morelia, cuyo personal realiza inspecciones domiciliarias y, en caso de constatar los hechos denunciados, procede con un llamado a los propietarios para que respeten la integridad del animal. No pueden hacer más, a menos que haya una denuncia ante la FGE.

En ese sentido, Reyes Pardo recalcó que si no hay una denuncia el Centro de Control Animal no tiene la facultad para recoger o retirar perros presuntamente víctimas de malos tratos o abandono.

Además, señaló que la instancia a su cargo tiene una agenda de seguimiento a los reportes de alerta efectuados por los ciudadanos, en su mayoría integrantes o representantes de organizaciones animalistas.

Los animales en situación de calle, que enfrentan alguna forma de maltrato o han sido abandonados, constituyen el grueso de las denuncias que capta el Centro de Control Animal.

Procedimiento ante animales recuperados

Después de librar a un perro de las condiciones adversas en que se le encuentra, éste permanece en cuarentena por un lapso de 72 horas, a la espera de ser reclamado; en caso de que no aparezcan sus propietarios, es valorado para ser puesto en adopción.

Con fecha de actualización de 16 de julio de este año, en el Centro de Control Animal, que pertenece al Ayuntamiento, se encuentran cuatro caninos en resguardo por parte de la FGE; algunos fueron recogidos durante cateos, y otros, por estar relacionados con hechos en proceso de investigación; además hay 26 ejemplares recogidos de la calle.

El jefe del Departamento de Protección Animal puso en evidencia que han rescatado perros mutilados, quemados, trasquilados o con golpes.

“Hemos recibido perritos que por su condición han tenido que ser sacrificados, porque sufrieron mucho. No hay distinción; hemos tenido desde los que hemos recogido de la calle como los que hemos rescatado en casas”, refirió.

Las zonas de Morelia donde el Centro de Control Animal ha detectado más casos o indicios de maltrato son Villas del Pedregal, El Durazno, Lomas de la Maestranza y Colinas del Sur.

En este contexto, Reyes Pardo reiteró que la población debe hacer conciencia de la responsabilidad que conlleva tener un perro en casa y, sobre todo, que los padres fomenten en sus hijos el valor del respeto hacia los animales.

“Tener un perro no es cualquier cosa. En las ferias de adopción que hacemos aquí somos muy claros en decirles que requieren cariño, alimentación, baños y llevarlo al veterinario; si realmente están dispuestos a cumplir esto, se los entregamos”.

Difícil, elaborar censo de perros callejeros en Morelia

Alejandro Reyes expuso que, si bien el exceso de perros callejeros es un problema en Morelia, elaborar un censo o calcular cuántos ejemplares puede haber en esa condición, es complicado. Abundan razas criollas, es decir, que no tienen una especie determinada por ser resultado de cruzas diferentes.

«Tenemos conocimiento de que en algunas colonias hay gran cantidad de ellos, como El Realito o Villas del Pedregal, pero saber el número exacto es complicado, por la cantidad de personal que se requeriría para ello».

Dijo que una medida que ha tomado el Ayuntamiento, y la propia Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), ha sido realizar jornadas de esterilización, con la finalidad de disminuir la reproducción de caninos.

MARCO LEGAL

De seis meses hasta dos años de prisión, la sanción por crueldad y maltrato animal

En abril de 2018 cobró vigencia la Ley de Derechos y Protección para los Animales en el Estado, la cual prohíbe la venta de animales en la vía pública, mercados y establecimientos sin la autorización correspondiente; la celebración de peleas de perros, las mutilaciones por razones estéticas, el abandono en la vía pública, así como en el interior de bienes muebles e inmuebles, sin la custodia o condiciones adecuadas de acuerdo con su especie.

Refiere que será sancionado quien suministre bebidas alcohólicas o drogas a un animal cuando no exista justificación médica veterinaria, y quien comercialice o explote a animales enfermos con lesiones, traumatismos, fracturas o heridas, así como en estado de desnutrición.

(Foto: Especial/Cristian Ruiz)
Asimismo, prohíbe el uso de animales para entrenar animales de guardia o ataque o, en su caso, para verificar su agresividad; la instalación u operación de criaderos en inmuebles que no estén destinados para tal fin; el abandono de ejemplares en la vía pública o dentro de bienes muebles e inmuebles, sin la custodia o condiciones adecuadas de acuerdo con su especie, y las mutilaciones por razones estéticas.

 

 

 

 

La citada ley contiene un apartado sobre fauna doméstica, es decir, los animales que se crían, desarrollan y subsisten bajo el cuidado humano, que por tanto está obligado a proporcionarle agua y alimento en cantidad y calidad suficientes; alojamiento apropiado; atención y tratamientos médico veterinarios preventivos y curativos; vacunación contra enfermedades de riesgo zoonótico o epidémico; cuidado higiénico necesario en cuerpo y área de estancia, y las medidas de seguridad necesarias para evitar que se ponga en riesgo.

El artículo 311 del Código Penal del Estado de Michoacán establece que comete el delito de maltrato animal quien, “en el trato doméstico o laboral cotidiano, realice actos abusivos o negligentes, u omisiones, que menoscaben la integridad física de cualquier animal que no constituya plaga o peligro para la salud o vida humana, y se le impondrán de seis meses a un año de prisión y de veinte a 200 días de multa”.

El artículo 209 del mismo Código señala que “comete el delito de crueldad quien inflige daño físico a un animal que no constituya plaga ni peligro para la salud o vida humana, con el único fin de lastimarlo o privarlo de la vida, y se le impondrán de seis meses a dos años de prisión y multa de 50 a 500 días de salario mínimo general vigente”.

¿Cómo denunciar maltrato animal?

Carlos Maya Cordero, abogado y activista por los derechos de los animales, lamentó que la cultura de la denuncia hacia hechos de violencia animal sea casi nula, pues hay sólo 85 denuncias formales, pese a que en el estado hay leyes y espacios especializados para atender estos delitos.

Indicó que lo ideal es plantear lo que establecen los artículos 309 y 311 del Código Penal vigente ante la Fiscalía Regional más cercana, para que el Ministerio Público tome finalmente la determinación conforme a lo que proceda.

Explicó que para interponer una denuncia es necesario acudir con una identificación oficial y dos copias, además de todos los datos de prueba que se puedan proporcionar para darle indicios a la autoridad de quien o quienes cometieron el delito.

En municipios donde no exista Ministerio Público cercano, el síndico municipal es quien tendrá que recibir la información del hecho delictuoso y trasladarse a la fiscalía más cercana para solicitar la apertura de una carpeta de investigación.

Sumado a esta herramienta jurídica en materia penal, en el municipio de Morelia se puede hacer el reporte administrativo ante el Centro de Atención Animal, el cual puede ser vía telefónica al 3-21-47-31 o de manera personal en Avenida 1938 (antes Álamo), número 395, colonia Centenario, de lunes a viernes, de 9:00 a 15:00 horas.

“Es importante que los denunciantes puedan aportar información básica, como dirección de la persona que reportan, su nombre, las razones que motivan el reporte y referencias para llegar al domicilio. Particularmente esta herramienta sugiero sea utilizada para casos no graves de maltrato animal, por conductas omisivas o negligentes”, concluyó.

RMR