El Cardenal Alberto Suárez Inda había denunciado la desaparición del cura (Foto: ACG)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Luego de lamentar el asesinato del sacerdote de Janamuato, José Alfredo López Guillén, la Arquidiócesis de Morelia demandó a las autoridades esclarecer este crimen.

El cura López Guillén fue visto por última vez con vida el pasado 19 de noviembre, cuando acudió a un establecimiento de comida y pidió cuatro raciones, que le entregaron a su parroquia ubicada en el municipio de Puruándiro, pasadas las 21:30 horas de ese lunes.

Su desaparición fue reportada dos días después a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), y denunciada por el Cardenal Alberto Suárez Inda, además Arzobispo de Morelia, quien presumió un secuestro.

Sin embargo, la noche del sábado el cuerpo del Padre fue encontrado sin vida en el predio Las Guayabas, de la carretera de Puruándiro a Zináparo. Presentaba tres impactos de arma de fuego y un rozón en el cuello, y según los informes judiciales, tenía rigidez cadavérica de aproximadamente 120 horas, es decir, el tiempo que llevaba muerto.

Al respecto, la Arquidiócesis de Morelia, a la cual pertenecía el asesinado, señaló en sus redes sociales:

“Con profunda tristeza informamos que ya encontraron al Pbro. Alfredo López Guillén, desde hace días le habían quitado la vida, pidamos por el alma del Padre, por la Parroquia de Janamuato y también por toda nuestra Diócesis. Lamentamos estos hechos de violencia e inseguridad en nuestro Estado, esperamos que las autoridades esclarezcan este crimen. #PazEnMichoacán”.

En tanto, la procuraduría michoacana afirmó que no escatimará recursos en el desarrollo de las investigaciones para esclarecer este homicidio.

arqui