La vacuna anti-influenza deben aplicársela especialmente asmáticos

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Infecciones de vías respiratorias, que normalmente se creen propias de la temporada otoño-invierno, como el resfriado común y las infecciones de garganta, también se presentan durante la temporada de calor, por lo cual es necesario que la población mantenga todo el año hábitos de higiene tanto personal, como doméstica, y se aplique la vacuna contra la influenza cada año.

Así lo indicó la médico familiar adscrita a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 91 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Carolina Hernández Ochoa, quien destacó al lavado de manos, la ingesta de vitamina C, la hidratación y la inmunización como elementos clave para preservar la salud del sistema respiratorio.

Higiene y buena alimentación tienen que practicarse y fomentarse en familia todos los días. Con respecto a la vacuna, dijo que tienen que aplicársela especialmente asmáticos, mujeres embarazadas, niños, adultos mayores y personas diabéticas por ser más vulnerables, “hay que estar al pendiente y aplicársela porque cada año cambia la cepa, pese a que está por terminar el invierno aún podemos buscarla”.

Explicó que las infecciones de vías respiratorias generalmente son de origen viral, por lo que se auto-limitan por sí mismas generalmente en un lapso de dos o tres días, pero si se llevan a cabo prácticas como el lavado de manos, las posibilidades de adquirir una afección de este tipo se reducen en gran medida. Lo mismo ocurre con la aplicación del biológico.

Hernández Ochoa recomendó a la población acudir al médico ante una afección respiratoria, casi siempre caracterizada por flujo nasal, tos seca o con flema, malestar general y fiebre. Algunas personas no manifiestan un aumento de temperatura corporal.

Si persisten los síntomas durante más de cinco días, pese a que ya se esté tomando un tratamiento, e incluso de añadirse otras molestias como insuficiencia respiratoria y fiebre mayor a 37.5° y hasta más de 40° (medidos con termómetro) será necesario acudir a una nueva valoración para ajustar el abordaje clínico y farmacológico, finalizó.