Protestaron durante el acto del CCLXIV Aniversario del Natalicio de Don Miguel Hidalgo y Costilla (Foto: ACG)

Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Con pronunciamientos en contra de la reforma al régimen de pensiones y jubilaciones, de los recortes presupuestales y un llamado homogéneo a la transparencia en el manejo de recursos de la Universidad Michoacana transcurrió el acto del CCLXIV Aniversario del Natalicio de Don Miguel Hidalgo y Costilla.

El primero en abordar el tema, al hacer uso de la tribuna tras el discurso oficial, fue el regente del Colegio de San Nicolás, Aldo Ulises Olmedo Castillo quien afirmó que «la comunidad académica del Colegio de San Nicolás demanda a las autoridades estatales y federales la celebración de un nuevo contrato en donde participen los representantes de la sociedad civil y los representantes de los poderes para construir soluciones a los problemas más urgentes de la institución», señaló.

Añadió que demandan también la reforma integral de los aspectos de docencia, administración y legales, debido a que «urge construir un sistema legal y democrático actualizado, coherente, armónico y completo que permita a la Universidad Michoacana funcionar con certidumbre, normativa y respeto a la legalidad», afirmó.

Incluso cuestionó que no se ejerzan las libertades que en el marco de la autonomía que tiene la Universidad Michoacana cuestionando, si esto se debe a «complicidad, ignorancia, conformismo o falta de incapacidad», pues señaló qué hay cuatro señalamientos de la autonomía que son atemporales.

Se trata de libre determinación de forma de gobierno y elección de autoridades académicas; libre determinación para que ésta le dé programas de estudio, líneas de investigación y acciones culturales; libre determinación sobre las partidas presupuestales y libre determinación en el diseño del orden jurídico universitario.

Olmedo Castillo señaló la emergente necesidad de hacer cambios en la estructura de trabajo de la institución a raíz de la implementación de una reforma a la ley Orgánica de la Universidad Michoacana que involucre la responsabilidad de sus directivos, docentes, trabajadores y estudiantes.

Al respecto también se pronunciaron representantes de la comunidad estudiantil, quienes cuestionaron en gran medida el recorte presupuestal de 390 millones de pesos a la institución aprobada por los legisladores locales, a quienes incluso él representantes del Consejo Estudiantil Nicolaita cuestionó «¿cuántos de ustedes serían los profesionistas que son el acceso gratuito a la Universidad Michoacana?».

ez