(Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Bajo la premisa de que el Congreso del Estado sea abierto, incluyente, participativo y cada día más ciudadano, el diputado Octavio Ocampo Córdova presentó este miércoles la iniciativa con proyecto de Decreto para la integración del Parlamento Incluyente de las Personas con Discapacidad en el Estado.

El diputado integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, llamó a sus compañeros de la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado a institucionalizar las garantías de este sector tan vulnerable, generar contextos más flexibles que implican no sólo construir rampas, sino crear entornos donde la persona con discapacidad pueda contribuir en la construcción del andamiaje legal que nos compete a todos por igual.

“Ellos no son los pobrecitos, ni los angelitos, no son especiales ni con capacidades diferentes, son personas con discapacidad. Personas que necesitan que se garantice el ejercicio de sus derechos no como un premio o una dádiva sino como el individuo que hace parte de nuestra sociedad”.

La propuesta del Diputado por el Distrito de Huetamo es la institución del Parlamento Incluyente de las Personas con Discapacidad, para que sesione el tres de diciembre de cada año, para presentar iniciativas de Ley, reformas, posicionamientos, y acuerdos que consideren pertinentes.

Octavio Ocampo Córdova refirió que Michoacán concentra con otros seis estados, al 50% de la población con discapacidad del país; es decir, el 4.4% del total de personas con discapacidad en México, viven en Michoacán, lo que representa una tasa de 69 personas por cada mil habitantes.

“Esto es una cuestión de derechos humanos, las personas están discapacitadas por la sociedad, no sólo por sus cuerpos; los obstáculos se pueden superar si los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, los profesionales y las personas con discapacidad y sus familias trabajan en colaboración”.

Expresó que la vida de las personas con discapacidad es difícil, y no se puede negar, «por eso es doble el compromiso que tenemos con ellos, no podemos desviar la mirada, como personas pongamos más interés en lo que le pasa al prójimo, como Congreso, institucionalicemos las garantías de este sector tan vulnerable, generemos contextos más flexibles, no es sólo construir una rampa, es crear entornos donde la persona con discapacidad pueda contribuir con lo que pueda dar sin tener que parecerse a nadie para recibir el premio de ser incluido».

De acuerdo a las cifras recogidas por el Banco Mundial, el 82% de los discapacitados en América Latina viven en la pobreza, y entre el 80% y el 90% de ellos están desempleados.

Refirió que en México, el Inegi reporta que el 6% de la población tiene alguna discapacidad, esto significa 7.2 millones de habitantes del país. «Y son estas personas, estos 7.2 millones quienes enfrentan múltiples obstáculos para gozar de todos los derechos que establece el orden jurídico mexicano».

PO