Pidieron sus miembros dar seguimiento a los acuerdos pendientes (Foto: Captura de video)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Al afirmar que el censo a docentes aplicado por los Servidores de la Nación presentó inconsistencias porque no se aplicó a todo el sistema magisterial en Michoacán, el dirigente seccional de Poder de Base del SNTE-CNTE, Benjamín Hernández Gutiérrez pidió a las autoridades reinstalar esta semana la mesa de negociación para exponer el asunto y otros pendientes con el gremio.

En rueda de prensa, el secretario general de la agrupación comentó que con la plataforma de diagnóstico se identificaron 419 aviadores de un universo de 9 mil profesores y personal de apoyo que presentó irregularidades en los centros de adscripción, sin embargo, puntualizó, “es incongruente porque en otros años se hablaba de más de mil aviadores” en la estructura.

Además de que se censó a menos del 90 por ciento de los trabajadores del sistema estatal y federal en Michoacán por lo que “varios compañeros no fueron integrados porque al momento de realizar el censo en las escuelas no estuvieron presentes”.

El dirigente seccional agregó que las autoridades de la SEE han amenazado con retener los pagos a los docentes que no justifiquen su situación laboral por irregularidades en su documentación, lo cual dijo “no estamos de acuerdo en las formas y ocupamos trazar una ruta para solucionar esa situación”.

Aunado a ese conflicto mencionó que también existen pendientes de pago a trabajadores eventuales y dos bonos para docentes estatales por 390 millones de pesos, la contratación de egresados normalistas de las generaciones 2019 y 2020, complementar la certificación de estudiantes con programas alternativos y la federalización de la nómina.

Sobre este último señaló que “en días pasados se anunció la posibilidad de que el acuerdo federación-estado fuera reestructurado para incrementar la participación económica del gobierno central y pagar los sueldos a los maestros”.

“No estamos de acuerdo en los mecanismos las formas que intentan regularizar esta situación y ocupamos trazar una ruta y no puede hacerse a través de las amenazas y retención del pago el arreglar inconsistencias”.

A lo que anticipó que el próximo viernes 5 de marzo se realizará el pleno estatal de representantes de Poder de Base para determinar las acciones a seguir en caso de no iniciar esta semana las reuniones con la autoridad.

Por: Aned Ayala/R