Derechos Humanos entregó un informe a la Cámara de Diputados

Por: Ariana Castellanos

Ciudad de México (Rasainforma.com).- «Al enfrentamiento que ocurrió en Nochixtlán, Oaxaca el 19 de junio del año pasado, los policías estatales acudieron armados», concluyó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez informó a la Cámara de Diputados que el operativo fue ordenado por el exgobernador Gabino Cué Monteagudo.

A través de un informe se expuso que en el operativo no se cumplieron los protocolos requeridos para este tipo de acciones y posteriormente hubo una indebida preservación del lugar de los hechos, por lo que diversas evidencias no fueron resguardadas.

Esta investigación de la CNDH busca resolver por qué no se cumplieron con los protocolos de actuación por parte de las policías estatales y federales y el uso de la fuerza.

El informe detalló que ocho hombres murieron, siete por arma de fuego y uno más por un cohetón el día siguiente de los hechos y ninguno era maestro. 190 personas resultaron heridas, de ellas 122 civiles y 68 policías.

«El compromiso con la sociedad es cumplir con la obligación constitucional de investigar si en Nochixtlán se violentaron derechos humanos», dijo Luis Raúl González.

Señaló que el notario público número 65 de Oaxaca certificó, de manera errónea, que no había armas entre policías federales, esto luego de que hiciera una diligencia en la zona de conflicto a las 04:30 horas. Fue a las nueve de la mañana que se registraron los primeros disparos y personal de Gendarmería acudieron al apoyo de los policías.