catedral
Por la Pandemia de Covid-19 derivó en la suspensión del culto público en las iglesias (Foto: Sayra Casillas)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com). -En templos del Centro Histórico de la ciudad prácticamente fue nula la venta de las tradicionales palmas de Domingo de Ramos, con excepción de San Diego, donde a pesar de la restricción oficial se asentaron dos pequeños expendios en las inmediaciones del jardín aledaño.

El Domingo de Ramos marca el inicio de la Semana Santa. Evoca el pasaje bíblico de la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, en medio de una multitud que lo aclamó como el Mesías.

A la fecha, se acostumbra que los feligreses acudan a los santuarios, templos y parroquias de la comunidad con una palma para que el sacerdote la bendiga, luego las llevan a sus casas y negocios como símbolo de protección.

Este año, sin embargo, la contingencia sanitaria por el Covid-19 impidió que esta tradición religiosa se llevara a cabo de forma ordinaria. Como lo advirtieron las autoridades locales prácticamente fue nula la venta de palmas.

En la Catedral de Morelia, el arzobispo, Carlos Garfias Merlos, celebró con las puertas cerradas una misa a las 9:00 horas, misma que fue transmitida a través de redes sociales.
Otros templos como la Merced y el Sagrario Metropolitano, mejor conocido como el de Las Monjas, permanecieron cerrados, no así el del Espíritu Santo y el de San Diego, donde la gente puede pasar a orar.

(Foto: Sayra Casillas)

Durante el recorrido que realizó este medio de comunicación por el semiparalizado Centro Histórico, se observó que sólo en las inmediaciones de San Diego hubo venta de palmas, cada una a 25.00 pesos.

Por: Sayra Casillas/E