Más de 200 personas resultaron afectadas por la tromba en Jiquilpan (Foto: Cortesía)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- De acuerdo a los criterios que establece el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), el municipio de Jiquilpan no tendrá acceso a una bolsa de recursos económicos para cubrir los daños que ocasionó la tromba del pasado viernes. Sin embargo, la Secretaría del Bienestar gestionará recursos extraordinarios con el gobierno federal para apoyar en obras hidráulicas que requiere de manera urgente el Ayuntamiento.

De acuerdo al coordinador de los programas federales Bienestar en Michoacán, Roberto Pantoja Arzola, el diagnóstico que se realizó en los días pasados arrojó que los daños no son tan graves, pues sólo seis viviendas resultaron afectadas que serán atendidas con recursos del municipales y estatales.

Explicó que los criterios del Fonden señalan que los municipios serán apoyados cuando se presente una contingencia, cuya magnitud supere la capacidad financiera de respuesta de las dependencias y entidades a raíz de un desastre natural que ponga en peligro la vida humana.

En entrevista para MiMorelia.com, Pantoja Arzola adelantó que en el recorrido que realizó por la zona en Jiquilpan más afectada a causa de las lluvias, se comprometió con el presidente municipal, Roberto Mejía Zepeda, a iniciar las gestiones de apoyos económicos con la federación a fin de que se inicien obras hidráulicas que eviten futuras inundaciones. No obstante, el funcionario dijo desconocer el monto total que se podría requerir, ya que se tendrán que hacer las evaluaciones correspondientes.

El coordinador de los programas sociales Bienestar dijo que la dependencia a su cargo no ha recibido solicitudes de otros presidentes municipales para que se les apoye con recursos extraordinarios para obras hidráulicas o por afectaciones pluviales. Pero se comprometió a estar atento a cualquier contingencia de esta naturaleza.

Durante la trompa registrada el pasado viernes, 200 personas afectadas, alrededor de 150 adultos y 50 infantes, perdieron enseres, ropa, calzado, vehículos y techos de sus viviendas.

SG