Motociclista atropellado sobre Morelos Norte y calle Juan Delgado, en la colonia Granjas del Maestro, de Salida Salamanca hacia el Pípila. El motociclista sólo resultó con lesiones

 

Circulación complicada sobre libramiento poniente, de salida a Quiroga a la de Pátzcuaro 

 

Cerrada la circulación en avenida del Estudiante, entre Acueducto y Bucareli, por vacunación en el estadio Venustiano Carranza

 

Se registra carga vehicular en la zona de Poliforum y en libramiento norte por la jornada de vacunación 

Por escasez de lluvia, antiguo templo al descubierto en Guanajuato

Cuando la presa alcanza cierto nivel de agua, ocasionalmente sólo se ve la cúpula, pero en este momento es posible ver el templo casi en un 60-70% de su estructura

NoImage
El lugar está ubicado dentro de un poblado llamado El Zangarro (Foto: Flavio Landin)

Guanajuato (MiMorelia.com).- Tras 40 años bajo el agua, en los últimos meses la iglesia de la Virgen de los Dolores ha estado en mayor medida a la vista de los turistas debido a que el nivel del agua descendió considerablemente más de lo normal.

Cada año el nivel de agua de la Presa La Purísima desciende, y el Templo de Nuestra Señora de los Dolores vuelve a aparecer, pero en esta ocasión es posible admirarlo mucho más y no sólo la cúpula que normalmente es lo que se deja ver desde el interior a bordo de una lancha o kayak. 

El lugar está ubicado dentro de un poblado llamado El Zangarro, que varios años atrás tuvo que ser “sacrificado” bajo el agua de la presa para evitar inundaciones en Irapuato y localidades vecinas, por ello, el templo, las casas y los cultivos fueron cubiertos con millones de litros de agua, que ahora forjaron un destino turístico imperdible. 

Debido al descenso de agua de la presa a causa de las nulas lluvias que se han presentado, puedes apreciar desde el interior el templo de estilo neoclásico y barroco construido en 1898.

Cuando la presa alcanza cierto nivel de agua, ocasionalmente sólo se ve la cúpula, pero en este momento es posible ver el templo casi en un 60-70% de su estructura. 

Así que si buscas un nuevo lugar para conocer, este destino es imperdible, incluso hace años atrás hubo aventureros que se arriesgaron a sumergirse en la profundidad de la presa para recuperar algún objeto de valor de la iglesia.

Pero lo más fascinante es tener la posibilidad de visitar el templo que, en sí mismo ya es tesoro que no puedes te puedes perder.

EA