Los manifestantes aseguraron que desde el año pasado a la fecha sus familias han sido "hostigadas" y "amenazadas" (Foto: Archivo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Debido a que el juez penal de Uruapan, Víctor Hugo Ortiz Margarito, emitió este miércoles un fallo condenatorio por delito de sabotaje a tres integrantes del Concejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen, los comuneros se manifestaron en la Ciudad de México para pedir la intervención del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al asegurar que existe una «represión» en contra del municipio indígena.

Es preciso recordar que el pasado 1 de noviembre del 2018, José Antonio Arreola Jiménez, José Luis Jiménez y José Gerardo Talavera fueron arrestados por los enfrentamientos que se presentaron en Nahuatzen entre los integrantes del Concejo Ciudadano y autoridades del Ayuntamiento cuando los comuneros desalojaron a los funcionarios del edificio municipal.

Los tres pobladores fueron acusados de robo de material que se encontraba en la casa municipal, así como del robo de dos vehículos Tsuru y un camión recolector de basura.

Luego de que este miércoles en audiencia en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Uruapan, el juez condenó por delitos de sabotaje a los tres comuneros, los integrantes del Concejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen se trasladó a la Ciudad de México, en específico a afuera de la oficina de representación del Gobierno de Michoacán con la finalidad de protestar sobre la «persecución» política de la que han sido víctimas, supuestamente, por el Ejecutivo que encabeza Silvano Aureoles Conejo.

Los manifestantes aseguraron que desde el año pasado a la fecha sus familias han sido «hostigadas» y «amenazadas» por las autoridades estatales, por el hecho de hacer realidad el resolutivo 035/2017 que emitió el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM) y que reconoce al Concejo de Nahuatzen como autoridad para hacer uso de una parte proporcional de los recursos económicos que llegan al municipio.

Por lo anterior, los comuneros pidieron la intervención inmediata de López Obrador para que atienda de manera directa la problemática que existe en el municipio indígena y que, a su juicio, no ha sido atendida por las autoridades estatales en torno a que el municipio salga de la pobreza en la que se encuentra y cuente con mejores servicios básicos.

Advirtieron que continuarán con acciones de presión no sólo en la Ciudad de México sino en Michoacán hasta que se haga «justicia», pues desde el 2015 cuando los probadores de ese municipio decidieron declararse autónomo y utilizar los recursos de manera libre iniciaron los enfrentamientos con los partidos políticos a quienes avisaron de tolerar violencia en las comunidades.

Por: Guadalupe Martínez/R