Los Constructores
Ante el amago de que el monumento podría ser retirado por indígenas este 12 de octubre, el alcalde, Raúl Morón Orozco, advirtió que podrían hacerse acreedores a sanciones penales (Foto: Cynthia Arroyo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El doctor en Historia del Arte, Eduardo Rubio Elosúa, calificó absurda, ilógica, torpe y sin sentido la pretensión de un grupo de personas respecto a que sea retirada la escultura denominada Los Constructores de la avenida Acueducto, en esta capital, debido a una «moda» y un mal enfoque, derivado de la falta de conocimiento sobre su significado en el contexto histórico.

En entrevista exclusiva, el promotor cultural no tuvo empacho en señalar que dicha solicitud, que ahora respalda el Consejo Supremo Indígena de Michoacán, fue impulsada por el cineasta y artista plástico, Fernando Llanos, secundado por la titular de Cultura municipal, Cardiela Amezcua, a partir de una «moda internacional» que consiste en el retiro de esculturas que representan «atrocidades sociales».

Te puede interesar: Visten monumento Los Constructores con mensajes antiracistas, en Morelia

«Este no es el caso», exclamó, con énfasis en que la obra creada en el año de 1995, durante el gobernó estatal de Ausencio Chávez Hernández y la gestión municipal de Fausto Vallejo Figueroa, es un símbolo de gratitud a quienes participaron en la construcción de la ciudad que hoy heredamos.

Así lo refiere la placa que se ubica a los pies del monumento:

«A LOS CONSTRUCTORES DE LA CIUDAD; los habitantes de la ciudad de Morelia, erigen llenos de gratitud y orgullo este monumento dedicado a la memoria de los constructores de Guayangareo – Valladolid – Morelia. Monumental y hermosa urbe, urdimbre de piedra y cultura, que hemos heredado, y a la que su más preclaro hijo José Ma. Morelos, la llamara ‘El jardín de la Nueva España’. Xavier Tavera Alfaro, cronista de la Ciudad».

(Foto: Cynthia Arroyo)

«No se está insultando a nadie, no se ofende a nadie, no eran esclavos, era gente pagada por Fray Antonio de San Miguel, quien con su dinero pagó por la edificación del Acueducto y por la Calzada de San Diego», dijo, para luego subrayar que esto ocurrió entre los años 1785 y 1786, un periodo de gran sequía en el que no había trabajo en el campo.

placa
(Foto: Cortesía)

Eduardo Rubio insistió en que la postura de quienes hoy se dicen ofendidos por la escultura evidencia falta de conocimiento sobre la historia de los purépechas, cuyo rey Tanganxoan se unió voluntariamente al español Hernán Cortés.

“Lo que está sucediendo aquí es que hay un desenfoque absoluto sobre el tema de la escultura, pagada por el pueblo de Morelia; hay datos precisos de que emitieron bonos de 5, 10, 20, 50 y 100 pesos para su creación, es por esto que no le toca al ayuntamiento decir si se queda o no, sino a la ciudadanía”, añadió.

Propuso que la definición se dé a través de un foro de consulta popular organizado por el ayuntamiento, en el que tengan la oportunidad de participar quienes conocen del tema y de la legislación aplicable a esta materia.

Ante el amago de que indígenas podrían incurrir en el retiro de la escultura este 12 de octubre –en el marco de la celebración del Día de la Raza-, en reciente entrevista el presidente municipal, Raúl Morón Orozco, advirtió que podrían hacerse acreedores de sanciones penales.

Los Constructores
(Foto: Cortesía)

¿Cómo apoyar?

El pasado 9 de octubre se lanzó la petición denominada «evitar la destrucción de monumentos» a través de la plataforma Change.org, por medio de la cual ya se rebasaron las mil firmas.

petición
(Captura de pantalla)

Los Constructores

Fue diseñada por el artista José Padilla Retana bajo la inspección del patronato para la construcción de dicho monumento, que presidió José Antonio Romo, cronista fotográfico de la ciudad.

Se ubica en la avenida Acueducto frente a la unidad deportiva Ejército de la Revolución.

Fue colocada el 11 de mayo de 1995.

Por: Sayra Casillas/rmr