Reconoció que la región de la Tierra Caliente de Michoacán, es una de las más violentas en México (Foto: captura de pantalla)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Buenavista, Michoacán (MiMorelia.com).- El problema de inseguridad en la región de la Tierra Caliente, se agravó por la política neoliberal que abandonó la actividad productiva y se dejó sin apoyo a los campesinos, además de que se combatió el mal con medidas coercitivas, así lo denunció el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En el municipio de Buenavista, López Obrador, reconoció que la región de Tierra Caliente de Michoacán, es una de las más violentas en México y como ejemplo, recordó el asesinato del alcalde de este municipio, Eliseo Delgado Sánchez, así como los diversos hechos delictivos, por tanto, lamentó que este tema no se ha podido resolver.

López Obrador se comprometió a disminuir la problemática con apoyos a los más necesitados, y rescatar a los jóvenes del consumo de las drogas, en este tema, dijo que en pocos días lanzará una campaña de prevención a nivel nacional en todos los medios de comunicación, y también con el acompañamiento de todas las iglesias.

El tabasqueño, se comprometió en Buenavista a disminuir los índices de violencia de distinta manera, es decir, sin el uso de la fuerza como se hizo en otras administraciones federales.

A juicio de López Obrador, la inseguridad se elevó en esta región por la aplicación de una política neoliberal al abandonar la actividad productiva, se dejó sin apoyo a los productores y muchos emigraron a otros estados o a los Estados Unidos de Norteamérica, lo que produjo una desintegración en las familias y una pérdida de los valores.

«En lugar de atender bien la violencia, pensaron que con el uso de la fuerza disminuiría, pero la violencia no se puede enfrentar con más violencia; el mal se debe enfrentar haciendo el bien. Se debe cambiar la estrategia y procurar actividades productivas», insistió el presidente de México.

Lamentó que en otros gobiernos se avanzó a toda costa sin escrúpulos morales con ideas individualistas donde lo más importante era obtener bienes materiales, la ropa de marca, «la Cheyenne apá», los lujos y las joyas, mientras que la verdadera felicidad se dejó en el olvido.

RMR