Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Tanto el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo como autoridades de la Secretaría de Educación (SEE) consideraron urgente la regulación de la entrega de plazas automáticas, y del ingreso al servicio profesional docente, de lo contrario, se prevé un «caos» y un «colapso en el sistema«.

Ante pregunta expresa, el jefe del Ejecutivo dijo ser respetuoso de la aprobación que hicieron los diputados federales en torno a las Leyes Secundarias de la Ley General de Educación, al destacar que esta iniciativa obedece a una visión y una nueva política para  la educación de México, en tanto, pidió esperar los resultados, no sin antes, resaltar la necesidad de que los maestros se actualicen de manera para otorgar una enseñanza con calidad.

«En lugar de hacer examen, ahora el que más se prepare y tenga méritos, tendrá mejores condiciones y estímulos, espera la que sea en sentido positivo y no negativo”, expresó.

Al respecto, Aureoles Conejo consideró que sí el gobierno federal no realiza una buena planeación en el sector educativo, como el fortalecer las escuelas Normales para mejorar su infraestructura y su currícula, se podría presentar un escenario de «colapso en el sistema», pues se conoce que al interior de estas instituciones de formación de profesores muchos no son maestros sino ingenieros o abogados, ante lo cual, pugnó para que no se regrese a esta práctica.

Por su parte, el subsecretario de Educación Medio Superior y Superior, Francisco Sánchez Alfonso, informó que ya se busca junto con la federación regular la forma de ingreso de los egresados normalistas al servicio profesional docente, es decir, que se establezcan mecanismos para garantizar la calidad de los maestros, ya que de lo contrario, no habría profesores bien preparados o con verdadera vocación.

Añadió la importancia de que no se entreguen así nada más las plazas en Michoacán donde ya un número importante de maestros estatales, sino que exista un mecanismo específico para evitar un posible «caos» en la matrícula d las nueve Normales Oficiales, de las cuales cada Ciclo Escolar egresan entre 900 y mil jóvenes.

Señaló que se entabló un diálogo con los funcionarios de la Secretaría de Educación Pública (SEP) con la finalidad de plantear un proyecto integral en el que se establezca un mecanismo de regulación y a su vez, de necesidad del servicio en los niveles donde se requieran los maestros, pero en el caso de Michoacán, dijo, hay un superávit de docentes con más de cuatro mil egresados normalistas que están a la espera de una plaza base.

«Ya hay muchos docentes, en Primeros tenemos prácticamente cubiertos todos los planteles, igual en las Normales con tanto egresado, por eso, requerimos un mecanismo de regulación», destacó el funcionario estatal.

AV