El Gobierno Federal disminuyó apoyo a migrantes, para infraestructura y el campo y turismo (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- “Ante los recortes que Michoacán enfrenta este año, y que ascienden a más de cinco mil millones de pesos, resulta positivo que el Gobierno del Estado ponga en marcha el Plan para el Desarrollo y Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, con el cual se hace frente a la compleja situación que se vive”, subrayó la diputada Araceli Saucedo Reyes.

En este tenor, la legisladora expuso que desde que se anunció la exención e incentivos fiscales en la frontera norte del país, así como la zona libre por parte del Gobierno Federal, se advirtió que ello generaría un impacto negativo en la llegada de recursos federales a Michoacán y el resto de las entidades federativas.

Por lo que, dicha afectación se estima que será aproximadamente de cinco mil millones de pesos menos que reciba Michoacán este 2019, aunado a los recortes ya registrados para el estado, de manera total, en 33 programas federales y la disminución en otros más, lo que implica una situación de seria adversidad para nuestro desarrollo.

La coordinadora resaltó que es falso que en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019 aparezca un alza de recursos para Michoacán, ya que en términos reales éstos no arribarán al estado en los ajustes cuatrimestrales que realiza la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a partir de la recaudación y los ingresos reales registrados en México en el transcurso del año.

Aunado a ello, mencionó que Michoacán, como es del conocimiento de todos, tiene problemas en el sector educativo y el déficit al año es superior a los 5 mil millones de pesos adicionales para el pago de la nómina magisterial y bonos, ante lo cual, como miembros del Congreso del Estado y Grupo Parlamentario del PRD se ha demandado a la Federación que se reasigne una partida presupuestaria y se resuelva la devolución de la nómina, cosa que continúa pendiente.

“Michoacán siempre ha reportado un déficit al año de 5 mil 200 millones de pesos aproximadamente, pero con las medidas que ha asumido el gobierno estatal se estima que este año sea por 3 mil 600 millones de pesos y con los ajustes anunciados, por el gobernador Silvano Aureoles se tendrían dos mil millones de pesos, pero aún seguirán faltando mil 600 millones de pesos”.

Araceli Saucedo consideró oportuna la determinación del Gobierno de Michoacán, de implementar medidas urgentes y ajustar al gasto por 2 mil millones de pesos, que serán destinados al pago de maestras y maestros; sin embargo, dijo que se requiere del apoyo y del compromiso de la Federación con los michoacanos.

Con base a esa razón, también señaló que es positivo que la Administración Estatal implemente acciones adicionales, como lo es la venta de activos del Gobierno del Estado, incluyendo vehículos y helicópteros.

El Gobierno Federal, remarcó, no debe ser omiso a las necesidades que se tienen en estados como Michoacán, problema que se arrastra desde hace décadas y que otras administraciones federales, si bien, no resolvieron de fondo el tema, al menos destinaban recursos extraordinarios para no colapsar al estado.

Ante la difícil situación que enfrenta Michoacán, Araceli Saucedo exhortó a dejar de un lado la bipolaridad política y el doble discurso con el que se pretender engañar a los michoacanos, afirmando que la entidad recibirá más recursos, lo cual es totalmente falso si se analiza las afectaciones por zona libre en frontera, aunado a que la Federación no está destinando partidas extraordinarias para hacer frente al tema educativo, como sí lo hicieron otras administraciones federales anteriores, sumado a la desaparición de 33 programas.

Recordó que Michoacán viene arrastrando, desde hace varias administraciones estatales, serias dificultades económicas para cubrir el pago de salarios y prestaciones de los docentes, lo que ha complicado el desarrollo del estado, principalmente porque, año con año, tienen que abocarse a gestionar más de 5 mil millones de pesos para hacer frente a las necesidades que se tienen en el sector educativo, ante lo que se requiere de sensibilidad del Gobierno Federal.

Ante el escenario tan complicado, Araceli Saucedo puntualizó: “hoy más que nunca es necesaria una revisión de fondo en los criterios para la distribución de recursos en México, pues es insostenible que el Gobierno Federal continúe escatimando recursos a los estados y municipios”.

Claro ejemplo de los recortes que sufre Michoacán y los ciudadanos este año, dijo, es lo referente a la falta de apoyos del Programa 3×1 para migrantes, ya que de los 517.88 millones de pesos que se le etiquetaban, se le quitó más del 90 por ciento.

Aunado a que Michoacán tiene una disminución de 33.8 millones de pesos para infraestructura dentro del programa Hidráulico, en lo que son subsidios para la administración del agua potable, ya que en el 2018 el estado recibió de 90.6 millones y este año serán 56.7 millones de pesos.

A lo anterior, se le suma que la Federación abandonó el campo michoacano, ya que se le suprimieron en un 100% los recursos de al menos seis programas y también serán 279.4 millones de pesos menos a Michoacán para comunicaciones y transportes y a eso se le suma la reducción de un cien por ciento para salud materna, sexual y reproductiva.

Finamente, recordó que el Gobierno Federal también recortó los recursos para Michoacán en materia de turismo, en donde este año se recibirán 135.5 millones de pesos menos.

PO