silvano aureoles conejo, finanzas
Los principales problemas que enfrentó la administración fueron “deudas con intereses muy altos y garantías leoninas que se reestructuraron” (Foto FB: Silvano Aureoles Conejo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, no confirmó si existió corrupción de exfuncionarios y servidores públicos que heredaron un déficit financiero por 30 mil millones de pesos al mencionar: “yo prioricé arreglar las cosas en lugar de dedicarme a repartir culpas y perseguir gente”.

Señaló que continúan los procedimientos penales contra presuntos responsables, destacó que en los últimos cinco años la entidad alcanzó calificaciones positivas de organismos internacionales y nacionales donde incluso la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ubicó a Michoacán en semáforo verde por saneamiento a sus finanzas.

En entrevista, el mandatario comentó que los principales problemas que enfrentó la administración fueron “deudas con intereses muy altos y garantías leoninas que se reestructuraron” para mejorar la condición financiera en la entidad.

El sector que registró mayor desvío de recursos, dijo, fue el de Salud donde se tenía un déficit por mil 300 millones de pesos por contratación de personal sin fuente de financiamiento, adquisiciones y servicios a altos costos, según lo comentó en su último informe de gobierno.

“En un año tan difícil, no se pensó en llegar a diciembre y con las dificultades se espera que  procedan las denuncias porque no se puede calificar si hubo o no corrupción, había una sangría fuerte para las finanzas del estado pero en el futuro las cosas serán mejor”, apuntó Aureoles Conejo.

Por: Aned Ayala/E