el recurso es enviado por el gobierno federal a la Secretaría de Finanzas, pero la dependencia estatal no lo ha dispersado a los profesores (Foto: Cortesía)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Por el retraso del pago de 110 millones de pesos correspondientes a un bono de homologados para cinco mil 500 maestros del nivel Medio Superior que laboran en el Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicio (CBTis) 149 Morelia, y de la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial (DGETI), tomaron la delegación Administrativa de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE).

Los docentes cerraron la oficina este lunes, debido a la falta de interés de las autoridades para que se cubriera al menos el 50 por ciento del adeudo, sin embargo acusaron que la madrugada de este martes, las cadenas y los sellos que colocaron fueron violentados, por lo que decidieron acudir de nueva cuenta a la dependencia a fin de impedir el ingreso de los funcionarios.

En entrevista, el líder sindical del nivel Medio Superior perteneciente a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Leonel Campos López, explicó desde julio de este año sostuvo reuniones con el delegado Administrativo, José Alberto Díaz Mora para que se destrabara el conflicto, incluso, dijo que el funcionario se comprometió con los trabajadores de la educación a que en la primera semana de agosto se tendría el recurso para el pago de los bonos, sin embargo, no tuvieron ninguna respuesta positiva.

Por lo anterior, expuso que no tuvieron otra alternativa más que iniciar la acción de presión en la delegación a fin de que los 110 millones de pesos que corresponden al bono de homologados para cinco mil profesores, sean entregado en esta semana.

Aclaró, que el recurso es enviado por el gobierno federal a la Secretaría de Finanzas, pero la dependencia estatal no lo ha dispersado a los profesores.

«Solos nos traen vuelta y vuelta, pero sin ninguna solución. Nosotros no queríamos hacer estas acciones, pero no tenemos ninguna atención del delegado», refirió el líder sindical.

Campos López, advirtió que si no se les cubre el recurso del bono devengado, pues se arrastra desde noviembre del año pasado, los cinco mil profesores están decididos a paralizar las actividades laborales en las escuelas, por lo que alrededor de dos mil jóvenes se verían afectados.

«No hemos interrumpido el servicio educativo, porque no queremos afectar a terceros, pero ya es mucho tiempo el que hemos esperado», destacó.

CA