Sobre el relanzamiento de la estrategia de seguridad, informó que en próximos días, sin precisar fecha, se arrancará la segunda fase en 17 municipios (Foto: Archivo)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, consideró que el programa de becas para los jóvenes que entrega el gobierno federal no ayudará a disminuir la violencia en el país, debido a que detrás del narcotráfico existen intereses económicos y mezquindades.

En entrevista colectiva, el mandatario estatal señaló que se debe replantear la estrategia social que emprende el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador al depositar en una tarjeta tres mil 600 pesos mensuales para evitar que los jóvenes que no cuentan con mejores oportunidades de empleo o estudio, se unan a las filas de los cárteles de la droga, ya que es una cantidad muy mínima comparada con los más de cinco mil pesos semanales que entregan los líderes delincuenciales a los adolescentes.

“No choca que tengas un programa social para generar oportunidades, pero a la vez, debemos entrarle a generar acciones concretas, porque los que están acostumbrados al poder, no creas que se sensibilizan con llamados, sino que se tiene que actuar de manera más contundente”, enfatizó el gobernador del estado.

Al ser cuestionado sobre el relanzamiento de la estrategia de seguridad, informó que en próximos días, sin precisar fecha, se arrancará la segunda fase en 17 municipios distribuidos en las regiones de la Tierra Caliente, Sierra y la Costa michoacana, donde será una zona libre de delincuencia, ya que se pretende “barrer cada centímetro”, dijo, para que exista un mejor ambiente.

Luego de la denuncia pública que hizo el Obispo de Apatzingán, Cristóbal Ascencio García sobre el aumento de la violencia que ha dejado asesinatos, robos y desplazamientos de familias en esa región, el mandatario estatal lamentó el atentado de un grupo armado que se presentó en una de las capillas ubicada en la comunidad de Naranjo de Chila en Aguililla, donde dijo que ya ni los recintos sagrados respetan los delincuentes, por ello, aseguró que en breve se pondrá en marcha la estrategia de seguridad que brindará mayor protección a los ciudadanos.

Destacó que ya se llevaron a cabo las pláticas con el Obispo para emprender medidas de seguridad, pero también, dijo compartir la preocupación de la iglesia católica, por ello, trabajan con el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño en una amplia estrategia.

JRR