La intermitencia de la energía eléctrica ocasionó apagones en tres de los equipos de bombeo (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Siguiendo los lineamientos del Programa de Prevención de Inundaciones del Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Morelia (OOAPAS), personal de la paramunicipal activó sus protocolos de contingencias y el personal de guardia se movilizó a los puntos considerados de riesgo de la ciudad al iniciar la tromba que se presentó la noche de este jueves, sumándose a las acciones de la Brigada de Contingencias del Ayuntamiento de Morelia.

Desde las 20:00 horas, cuando inició la lluvia, se pusieron en operación seis cárcamos de bombeo ubicados a lo largo del río Grande, en las inmediaciones de Los Itzícuaros, Las Higueras, Tres puentes, Carlos Salazar y Prados Verdes.

La intermitencia de la energía eléctrica ocasionó apagones en tres de los equipos de bombeo. Aunque no se registró aumento considerable en el nivel del río Grande, se mantuvo el monitoreo de las zonas de riesgo.

La intensa lluvia se presentó con ráfagas fuertes de viento y granizo y duró una hora, aproximadamente, generando encharcamientos al norte y poniente de la ciudad.

Personal del OOAPAS mantiene recorridos en la ciudad para atender zonas afectadas por la lluvia, mientras continúa la operación de los cárcamos, y mantiene comunicación con la CFE para restablecer la energía en los equipos que lo requieren, como el carcamo de Las higueras, lo que dificulta el desalojo de agua en la colonia Manantiales.

ZM

Compartir