Hoy quiero que ustedes tengan conocimiento de varias situaciones que estamos viviendo en la iglesia en México y que me gustaría comentárselas como parte de la responsabilidad que tengo como vicepresidente de la conferencia del episcopado mexicano; con algunas responsabilidades muy precisas que junto con mis hermanos obispos del consejo de presidencia del consejo permanente y de todo el episcopado hemos venido implementando y que creo oportuno que todos ustedes tengan conocimiento.

Primero, recuerden que estamos implementado lo que llamamos en la iglesia de México el “PGP” el Proyecto Global de Pastoral, que es como un gran faro iluminador que queremos nos impulse, nos renueve, nos revitalice, nos aliente en los procesos pastorales que se están implementado en las diferentes diócesis de México.

El Proyecto Global de Pastoral queremos aterrizarlo en los planes dios césanos de Pastoral, de manera que las pastorales que se están implementado en las diócesis se vean impulsadas, revitalizadas con un nuevo dinamismo, con todo lo que nos ilumina con todas las alternativas que nos ofrece el “PGP”.

Será muy valioso que, por ejemplo, ahora se renueve nuestra pastoral profética, litúrgica, las celebraciones dominicales, las catequesis presacramental, la pastoral de la juventud, familiar, social y que podamos implementar muchas formas de hacer posible lo que el Papá tanto nos insiste, que seamos una iglesia en salida, que seamos una iglesia que estemos donde se encuentran las realidades que viven nuestro mundo, que podamos acercarnos a la violencia, la corrupción, a la impunidad, no para dejarnos contaminar por ella, sino para transformarla y convertirlas en ocasión de conversión, en ocasión de evangelización, en ocasión de acercamiento de encuentro con Cristo, esto estamos buscando como obispos desde la conferencia del episcopado mexicano y esto queremos que se pueda ir reflejando en las provincias, en las diócesis y en todas las expresiones de pastoral que tenemos en México.

Ojalá todos nos unamos en oración y vayamos conociendo el Proyecto Global de Pastoral y hagamos que este proyecto se refleje en nuestros planes dios césanos de pastoral y en todas las acciones que para evangelizar estamos realizando la iglesia en México.