En la zona sur, sobre la avenida Camelinas la circulación aceptable pero piso mojado por la lluvia, maneje con precaución. 

 

Circulación lenta en el Libramiento Sur, desde Casa de Gobierno hasta Salida Pátzcuaro

 

Circulación cerrada en Siervo de la Nación al cruce con Avenida Periodismo; así como también está cerrada la Avenida Lázaro Cárdenas desde la plaza Carrillo, hasta Vicente Santa María; cerrada la Avenida Solidaridad, desde Calzada Juárez con dirección a la calle Cuautla y en sentido contrario hay reducción de carriles 

 

Circulación despejada por Morelos Sur, desde la Avenida Solidaridad hasta su cruce con Avenida Camelinas

Pulpos reversibles, la tendencia en redes, pero ¿para qué son?

mimorelia_pulpos_reversibles
Hay pulpos reversibles de todos los colores (Foto: FB/F&C Accesorios)
Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Si eres usuario de redes sociales seguro en estos últimos días te encontraste con los pulpos reversibles, el peluche que es la sensación del momento. Los pulpos reversibles son originales de TeeTurtle y en su página web los puedes comprar por 15 dólares. También en Amazon, los mismos pulpos originales, tienen un costo de 377.95 pesos con costo de envío. A descripción de la marca, éstos muestran tu estado de ánimo al mundo con este bonito pulpo reversible de peluche. Su originalidad es que tienen dos caras diferentes para ayudarte a expresarte, con lo que el pulpo puede estar feliz o enojado. Aunque ya tienen algunos años en el mercado, en Facebook y Twitter estos últimos días los pulpos reversibles acapararon la mirada de los usuarios.  Aunque la mayoría dice amarlos y querer uno, hay otros también que mostraron su indiferencia hacia estos juguetes.

Tras su popularidad, la venta de los pulpos se hace evidente en redes sociales, donde se ofertan de diferentes colores y tamaños, sin embargo ¿Cuál es su origen?

Aunque la marca no tiene información al respecto, se asegura que estos peluches están creados para facilitar la comunicación de emociones a niños que padecen autismo o síndrome Asperger.  Redacción/rmr