areli navarrete informacion es poder

En esta columna se ha comentado de la Plataforma Nacional de Transparencia y su Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (SIPOT), que concentra información de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, ayuntamientos, organismos autónomos, partidos políticos, sindicatos; en fin, todos aquellos que reciben y ejercen recursos públicos en el país (en adelante, sujetos obligados).

Esta plataforma nació en mayo de 2016, pero hasta mediados de 2017 pudo ser consultada por las personas.

En el caso de Michoacán, fue todo un reto para los sujetos obligados cumplir con estas obligaciones; en ocasiones, la falta de publicación de la información se debía a cuestiones técnicas o falta de conocimiento en sistemas. Pero en otras, esta omisión y, por tanto, incumplimiento de la ley, se debe a la oposición de aquellos de rendir cuentas.

En enero de 2018, Michoacán, que tiene 278 sujetos que deben publicar sus documentos, apenas tenía 700 mil registros en la plataforma. Ahora, de conformidad con el último reporte que se tiene del SIPOT del primero de febrero del año en curso, nuestro estado mantiene en la plataforma más de 9 millones de registros. Y, de conformidad con lo anterior, el Pleno del IMAIP ha aprobado que 145 sujetos obligados han cumplido con la legislación, lo que se ha hecho constar.

¿Qué sigue? ¿Qué significan estos registros en una plataforma?

Primero, el IMAIP ha requerido a los sujetos obligados que aún no publican su información, la carga inmediata de los mismos en la Plataforma Nacional, con el apercibimiento de que, en caso de no cumplir, se dará vista al Pleno del IMAIP para imponer, en febrero, medidas de apremio a los servidores públicos que obstaculicen la transparencia.

Segundo, se han habilitado dos pestañas en la página de inicio del portal institucional del IMAIP, en una de ellas es posible conocer quiénes han cumplido y los documentos que lo acreditan, y en la otra pestaña se coloca, de manera visible y con un formato preestablecido, la vía para denunciar; así es, si las personas detectan que los sujetos obligados no publican información –incluso aquellos que ya tienen su constancia de cumplimiento–, pueden denunciar la falta de publicación de las obligaciones de transparencia.

Y finalmente, lo más importante es que las personas consulten cada uno de estos registros, que consulten la información. Se trata de formatos con datos abiertos, cuya información se puede reutilizar. Esta plataforma se creó para que las personas tengan la información al alcance; hagamos uso de ella, lo que va a permitir analizar y comparar; también mejorar esta herramienta tecnológica pero, sobre todo, tomar mejores decisiones y conocer el actuar de los sujetos obligados.

Compartir