(Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- El diputado Humberto González Villagómez propuso que el programa de verificación vehicular sea aplicado de manera gradual y no una medida obligatoria para las y los michoacanos, lo anterior durante la sesión celebrada este jueves en el Congreso del Estado.

González Villagómez expuso que el Programa de Verificación Vehicular publicado el 31 de diciembre de 2018 en el Periódico Oficial del Estado de Michoacán debe garantizar más que solo objetivo general, que su aplicación no sea una medida impositiva y sugirió que la misma contenga los criterios técnicos y específicos que sustenten su aplicación en el estado.

“El acuerdo publicado manifiesta que el Programa es de carácter obligatorio, con una temporalidad para que los sujetos obligados nos ajustemos a este programa dentro de los tres meses del presente año”.

Sin embargo, expuso que cuando analizan el programa y comparamos la finalidad última, entendemos que la propuesta carece del respeto a los principios de proporcionalidad y equidad en la aplicación de cargas onerosas para los michoacanos.

“La justificación general del programa obligatorio de verificación se deriva de la aplicación de la Ley Ambiental para el Desarrollo Sustentable del Estado de Michoacán, que dicta que el Gobierno del Estado deberá garantizar la prevención y control de la contaminación atmosférica generada por fuentes móviles, y asegurar una buena calidad del aire para el bienestar de la población y la protección al ambiente”.

Es menester hacer énfasis en que la verificación obligatoria para circular en Michoacán únicamente se aplicará para los vehículos que se encuentren en la Zona Metropolitana de Morelia, dejando en la incertidumbre a los demás municipios, pues no existen campañas de difusión que hagan saber a todos los usuarios que no deben realizar dicha evaluación.

“Un tema de importancia para la implementación del programa tendría que valorar que los costos del servicio tienen que ser proporcionales al costo que deviene de la operación que se realiza, en este caso, para temas recaudatorio, el único costo que se genera de la implementación del programa es por la elaboración del holograma específico, es decir el gasto de Gobierno del Estado únicamente comprende el material para su fabricación, y no de los costos de la evaluación”.

El punto de acuerdo para exhortar a las autoridades estatales a no aplicar la verificación, fue turnado a las comisiones para su estudio y análisis, así como la dictaminación del mismo.

El legislador refirió “la verificación debe ser opcional, como lo fue para aquellos vehículos que tienen la necesidad de movilizarse a otras ciudades de la República, como la ciudad de México, pues su implementación obligatoria sugiere fines distintos a los que pretende una política pública medioambiental, y que termina por ser onerosa para los bolsillos de los michoacanos”.

PO