vías, tren, maestros
En Michoacán son 340 trabajadores los que dependen de la industria ferroviaria (Foto: archivo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Las afectaciones que provocaron los bloqueos a las vías del tren en Michoacán durante 59 días, no solo se limitan a las pérdidas económicas que se generan en las empresas, sino que los primeros en verse perjudicados son los empleados de la industria ferroviaria, que dejaron de percibir un salario por cada viaje que no se pudo hacer en ese tiempo y los cuales hicieron un llamado a los manifestantes para que no perjudiquen a otros ciudadanos con sus manifestaciones.

Con 12 años de antigüedad como garrotero de camino de Kansas City Southern de México, Javier de Jesús Sánchez, comparte que en estos prácticamente dos meses que duraron los bloqueos se vio afectado su ingreso económico, debido a que su sueldo depende de los viajes que se hagan diariamente, por lo que por la manifestación de docentes no podían llevar dinero a su familia, que en este caso es su esposa y tres hijos.

“Mis mensaje es que no nos afectemos entre nosotros mismos. Ellos tienen su lema de que afectan al tren ‘gringo’, no, esa es una idea que le plantan sus ‘líderes’, porque los que manejamos los trenes, nos partimos el alma llueve o truene, somos empleados mexicanos, somos michoacanos; entonces, yo los invito a que reflexionen, porque no se vale afectarnos entre mexicanos, no afectan a empresarios, afectan a la clase obrera”, expresó en entrevista con MiMorelia.com.

Aunque la petición de los maestros pudiera ser justa, Leonardo Alvarado Bustos, conductor de trenes desde hace 14 años, pidió que sus manifestaciones se hagan ante las instancias correspondientes sin afectar, en este caso, a la industria ferroviaria, debido a que ellos como trabajadores dependen de un salario y al ser este uno de los bloqueos más prolongados, tuvieron que recurrir a solicitar préstamos para poder mantener a sus familias, que en el caso del señor Leonardo tiene cuatro hijos que estudian y por lo que se generan gastos.

“Yo pediría de favor que ya no tapen las vías, porque le hacen mucho daño a mucha gente, no solo nosotros los ferrocarrileros, toda la gente que trabaja en los puertos, los que reciben la producción y la que suben la producción que suben al tren. Yo les diría a los maestros ya váyanse por otras medios, ya no nos tapen en las vías, piensen en nuestras familias, nosotros no le hacemos ningún daño a ellos (maestros)”, mencionó.

Pero no solo los empleados de la industria ferroviaria son los afectados directamente y dejan de llevar ingresos a sus familias, sino que además dejan de generar una economía local, pues durante los traslados también hacen compras que benefician a pequeños negocios, platicó Fernando García Esqueda, que también tiene 12 años como garrotero de caminos.

“De hecho las personas que nos conocen nos preguntaron: ¿Qué está pasando con ustedes?, ya no están viniendo a consumir; ya hasta estamos pensando en cerrar. Porque hay comuneros que viven de los ferrocarrileros, de que les compren su mercancía o su comida, también se han visto afectados; hay negocios que conocemos que sí cerraron”, mencionó.

De acuerdo a datos proporcionados por Kansas City Southern de México, en Michoacán son 340 trabajadores los que dependen de la industria ferroviaria.

Por: Josimar Lara/SJS